tomas-ruiz-gonzalez
Sociedad 3.0

También el secretario de Infraestructura y Obras Públicas de Veracruz, Tomás Ruiz González, recibió el amparo y protección de la justicia de la Unión, dentro del expediente 1270/2016, radicado en el juzgado Decimoquinto de Distrito, con sede en Xalapa, para evitar que sufra el arresto por doce horas como medida de apremio dictada el diecisiete de octubre de dos mil dieciséis, en los autos del juicio ejecutivo mercantil 213/2013, por el Juez Décimo Séptimo de lo Civil de la Ciudad de México.

La síntesis presentada por la Dirección General de Estadística Judicial del Consejo de la Judicatura Federal no permite ver si este juicio ejecutivo mercantil está relacionado con la actuación de Ruiz González al frente de la Secretaría de Finanzas del Estado o de la SIOP, donde actualmente se desempeña.

Cabe recordar que ambas dependencias cargan con fuertes irregularidades en el manejo de los recursos públicos.

En su comparecencia de hace pocos días ante diputados, el propio secretario de SIOP reconoció que doscientas once obras inexistentes o fantasma fueron pagadas como si se hubieran realizado o concluido en la Entidad, y existe un daño patrimonial por más de 900 millones de pesos, además de 38 denuncias contra constructores y ex funcionarios.

Las obras públicas inexistentes o fantasmas fueron cobradas al estado sin ser construidas.

Cabe señalar que Tomás ya había interpuso un amparo por las presuntas denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ante la Procuraduría General de la República (PGR), en el mes de agosto, y aseveró que lo hizo “con el único propósito de dar la cara, conocer si existe alguna investigación que me involucre en alguna irregularidad. Precisamente para dar la cara, porque no tengo absolutamente nada que temer, ni nada que ocultar”, afirmó, en una expresión muy parecida a la usada por Javier Duarte para justificar su solicitud de licencia.