Cuitla

El Pacto contra Veracruz

El PRI apoya al PAN

Por Cuitlahuac García Jiménez

Hace cinco días, en la Legislatura anterior, que tenía mayoría de diputados priístas-duartistas, aprobaron modificaciones a la Ley Orgánica del Congreso del Estado con la finalidad de permitirle al PAN obtener la presidencia de la Junta de Coordinación Política. Los resultados de las elecciones recientes habían logrado un equilibrio de poderes que Miguel Ángel Yunes Linares iba a tener que sortear, pues su partido, el PAN, no logró la mayoría en el Congreso, ni siquiera pudo obtener los 21 diputados, que era el número mínimo de legisladores para tener derecho a presidir el máximo órgano rector de esa cámara. Solo una modificación al artículo 27 de dicha ley podía permitirle recuperar el control del Poder Legislativo. Y eso fue lo que hizo precisamente la bancada priísta del gobierno de Duarte en una de sus últimas acciones: modificar dicho artículo para permitir la fusión de grupos legislativos para que juntos PAN y PRD de la nueva legislatura alcanzaran los 21 diputados. ¿Qué no Yunes Linares era el archienemigo del PRI? ¿Por qué los priístas favorecieron al PAN? ¿Quién los convenció y a cambio de qué?

Es claro que los ex diputados priístas recibieron línea de muy altas esferas para apoyar al PAN; pero también los nuevos diputados del PRI recibieron la misma instrucción: unirse al PAN y hacer efectivo el artículo 27. Y estos fueron más allá: tenían que desplazar a Morena para evitar que integraran la Mesa Directiva.

El PAN ayuda al PRI

El otro órgano rector de los debates en el pleno de la Cámara de diputados local es la Mesa Directiva, que se conforma con un presidente, un vicepresidente y un secretario. La conformación podría pensarse que fuera a partes iguales entre las tres principales fuerzas del estado, PAN, Morena y PRI, en ese orden, pues el PAN tiene 16 diputados, Morena 13 y el PRI 10 legisladores; por tanto, según el mandato de los electores debió corresponderle al Morena se parte de dicha instancia. En las ternas el acuerdo tras bambalinas hizo que el PRI lograra la secretaría. Algunos diputados del PAN tuvieron que votar por la propuesta priísta para la secretaría y algunos diputados del PRI lo debieron hacer por las propuestas panistas para las otras dos posiciones.

La negociación evidenciada

En este contexto de pactos entre el PRI, el PAN y el PRD, es que se debe leer la reciente reunión del gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares (el “archienemigo del PRI”, jaja, sí, cómo no) y Enrique Peña Nieto, que permite confirmar lo que hemos venido denunciando: existió un pacto entre Osorio Chong y Miguel Ángel Yunes Linares para entregarle la gubernatura a éste último. Claro, con la anunciada “desaparición” del corruptísimo de Duarte (¿alguien se acuerda quién dijo que lo iba a meter a la cárcel? Ah, perdón, se me pasaba que “el electo” dijo que el señor “Prófugo de la Justicia” no fue tema de conversación con el presidente Peña Nieto, vaya, vaya…).

Hoy estamos viendo todos los pormenores de aquel pacto entre el PRI y el PAN para detener a Morena en Veracruz: 1. La llegada del PAN a la gubernatura; 2. La aprobación del PAN en el Congreso de la Unión del paquete financiero y presupuestal de Peña Nieto (que incluye nuevos aumentos al precio de la gasolina). 3. La huida de Duarte; y 4. Facilitarle a Miguel Ángel Yunes Linares control en el Congreso local.

Más deuda para Veracruz

Lamentablemente, lo patético del comportamiento de los diputados del PAN y el PRI no lo es todo. Y me veo obligado a denunciarlo desde ahorita; lo anticipo de una vez, ese pacto contra los veracruzanos incluye también que la nueva bancada local del PRI se una a la del PAN-PRD para aprobarle al gobernador entrante un nuevo préstamo y endeuden más a Veracruz.