love-trumps-hate
Redacción- 2016-11-1110:59:01- Por tercer día consecutivo miles de jóvenes protestaron en las calles en más de 25 ciudades de Estados Unidos y por medio de las redes sociales para dejar en claro que no aceptaran la victoria electoral del republicano Donald Trump
Como en las revueltas por los derechos civiles en la década de los sesentas, las universidades y los estudiantes son los protagonistas del movimiento “Not my president” (No es mi presidente)”, un lema que nació en Twitter, desde que se conoció el sorprendente resultado electoral en la madrugada del miércoles.

El exalcalde neoyorquino Rudy Giuliani, uno de los principales asesores del magnate, calificó a los inconformes como un “puñado de llorones”.
Asimismo, los seguidores del empresario recurrieron a las redes sociales para tildar a los manifestantes de hipócritas, por no aceptar la derrota en un “limpio” proceso democrático.

Incluso el propio Trump se quejó de estos sucesos. En su cuenta de Twitter @realDonaldTrump dijo que las protestas le parecen injustas, después de haber tenido una elección presidencial muy abierta y exitosa. \”Ahora manifestantes profesionales, incitados por los medios de comunicación protestan. ¡Muy injusto!\”.

En Chicago, los manifestantes se reunieron por segundo día consecutivo afuera de la Torre Trump de esta ciudad para protestar contra la elección de Trump como presidente.

Un día después de que miles de personas marcharon alrededor del distrito financiero de la ciudad bloqueando el tráfico y que se reunieron frente al hotel y condominio de 98 pisos, aproximadamente 50 personas se manifestaron el jueves en el mismo lugar.

Una manifestante, Jessica Orman, de 24 años, dijo que no están felices con el ganador de la contienda presidencial y \”estamos tratando de que todos lo sepan\”.

En tanto en San Francisco, estudiantes de secundaria marcharon coreando “No es mi presidente” y con pancartas con llamados a expulsar a Trump del país.

En las calles de Nueva York las consignas fueron: “!Donald Trump, vete!; ¡Sexista, racista, antigay!”.

“No es mi presidente”, “Nueva York odia a Trump” y “No perdamos la esperanza”, fueron otras de los lemas.

La policía confirmó que al menos 65 personas fueron detenidas y acusadas de diferentes cargos, desde alteración del orden público hasta resistencia a la autoridad.

En Portland, Oregon, más de dos mil anti-Trump corearon por las calles de la ciudad: “No al KKK (Ku Klux Klan); No a EU fascista; No a Trump”.

En Nueva Orleans quemaron un muñeco del magnate y rompieron cristales de algunos edificios.

El Financiero / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO