Jorge-Alberto-González-Azamar_Catemaco-00032IR
 

Xalapa- 2016-11-1514:02:12- Jesús Ruiz/ El alcalde de Catemaco, aseveró que las pérdidas materiales por la quema del Palacio Municipal son totales y todavía incuantificables, a lo que se suma la quema de registros oficiales y equipo administrativo.

Igualmente, advirtió que aún se están realizando los peritajes para saber si se tendrán que demoler los edificios quemados.

Por ello, exigió a la Fiscalía General del Estado sancionar a Luis Sánchez Aguirre “Pichirilo” y Wilfrido Reyes Martínez, líder de la Organización de Gobierno Autónomo Indígena (OGAI), por los disturbios registrados el fin de semana pasado en el municipio.

Al acudir al Congreso del Estado, señaló que pedirá el respaldo de este Poder para no incurrir en omisión administrativa, como consecuencia de todos los documentos que se perdieron luego de que un grupo de unas cien personas quemó el edificio del ayuntamiento.

“Nosotros estamos aquí para hacer todos los trámites necesarios en la Secretaría de Gobierno, de donde dependen el Registro Civil, así como del Congreso y todas las otras instancias para que se instalen los sistemas que tenemos”, explicó.

Insistió en que los desmanes que se realizaron al ayuntamiento no tienen nada que ver con la exigencia de la comunidad católica para que fuera liberado el sacerdote Jorge Luis Sánchez Ruiz, quien fue plagiado el viernes pasado y puesto en libertad el domingo por la tarde.

“Las personas que atacaron el palacio fueron a robar, fueron a saquear y cuando vieron que ya no había nada más que llevarse se fueron”, opinó el edil, quien exigió la intervención de la FGE, a cargo de Luis Ángel Bravo Conteras, para dar con los responsables.

Además, negó las versiones que lo señalan como el autor intelectual de los hechos para evitar las auditorías del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) e incluso de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), mismas a las que calificó como “cortinas de humo”.

“Hace 15 días se dio la lista de los municipios que el ORFIS encontró con daño patrimonial en 2015 (…), se puede revisar que en los últimos dos años el municipio no tiene ninguna observación, hemos sido auditados por el ORFIS y por la Auditoría Superior”, subrayó.

Por último, González Azamar dijo que los desmanes pueden generar una baja en el turismo que visita Catemaco, por lo que exigen la intervención directa de las autoridades.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO