Místicos y Terrenales
Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
01 de noviembre de 2016
  • Un interventor para que vigile al GobVeracruz

¿Quién va ganando en el conflicto de los alcaldes, de la falta de pago de las participaciones?

Nadie, sólo quien tomó el recurso y se lo llevó.

Ese que hoy es el objeto de todos los reclamos, el causante de los males que vive el estado.

Pero de quiénes están metidos en el conflicto, los alcaldes del PRD, los presidentes municipales del PAN, los munícipes del PRI, los de los demás partidos, los dirigentes de los partidos políticos, el gobernador electo, los senadores del PRI y del PAN.

La percepción pública no da ganadores.

¿Y por qué no dan ganadores?

Porque entre la población existe un hartazgo del conflicto, consideran que la cuota de conflicto que se debía cubrir para sacar al anterior gobierno ya está cubierta.

Lo que se quiere son soluciones, reiniciar el camino.

Ya sabemos quiénes son los culpables, ahora queremos que las cosas mejoren.

Por eso es que todos, absolutamente todos, los que acudimos a las urnas –incluyendo ya a quienes votaron por el PRI- estamos de acuerdo y aceptamos que Miguel Ángel Yunes Linares será el gobernador de Veracruz.

Pero además es un brete cuya solución pasa porque la Federación apoye a Veracruz en este momento.

Lo que se está haciendo es un grito de auxilio, desesperado, aterrante.

Aunque es un grito que se lanza hacia un este que también duce falta de dinero.

Hay cientos, miles, de personas que tienen sus ingresos pendientes; cientos, miles de negocios que agonizan porque no tienen clientela.

Hay una parálisis económica.

La población en general, esa que no se interesa por la política más allá de que las cosas estén bien hechas, lo que pide, lo que reclama, es que se tengan respuestas.

Y dependiendo de sus tendencias justifican o rechazan las versiones de cada uno de los actores en este conflicto.

Así, hubo quienes aplaudieron la mención hecha por el gobernador sustituto, Flavino Ríos, al pedir que la Federación mande también un interventor, para que este sea el que disperse los recursos.

Eso es parte del grito de auxilio desesperado.

Esta es una propuesta que se asemeja a la que presentó el senador Pepe Yunes, el 20 de octubre, en la misma cámara alta, como punto de acuerdo que exhorta al gobierno del estado de Veracruz a realizar en tiempo y forma las transferencias de recursos federales que corresponden a los municipios del estado, y que también hace un llamado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para transferir directamente a los municipios del estado de Veracruz, los recursos federales a los que tienen derecho.

Es la misma medida que el senador Héctor Yunes, mencionó que presentará el jueves, para que las participaciones federales de los ayuntamientos del país y desde luego de Veracruz, lleguen directamente a las cuentas bancarias de las administraciones municipales.

Si en esta propuesta se suma también Fernando Yunes, se estará construyendo un camino firme que le dará mayor certeza a las presidencias municipales sobre la recepción de los recursos para operar.

Los Yunes rojos estuvieron en la reunión del palacio municipal de Xalapa, mientras que el senador Yunes azul estuvo con los ocupantes del palacio de gobierno.

Si el interés es el mismo, ¿por qué actuar separado?

¿Por qué mejor no se traslada el plantón a la ciudad de México, de todos los alcaldes, para que la Federación responda?

Si hay ganas de resolver, podría ser un buen camino.

Si lo que se busca es protagonismo, cada quien en su trinchera lo tendrán, pero ¿estarán abonando en la mejora de su imagen pública?

La medida debe prosperar, porque no es para ahora, es para siempre.

Además, los senadores y demás que sigan esta ruta estarán en el camino que la población pide: la solución de los problemas.

Flavino Ríos en una reunión con presidentes municipales y/o representantes de 95 ayuntamientos, ofreció que el 3 de noviembre se pagará una parte de los pendientes.

A esa reunión llegaron ese número de munícipes porque fueron convocados por Américo Zúñiga, en su calidad de presidente de la Federación Nacional de Municipios de México, los que estuvieron en una reunión en el palacio municipal de la capital.

Ahí el Presidente Municipal de Coscomatepec, Manuel Álvarez Sánchez, leyó un documento que decía:

“Resaltamos que el dinero reclamado es estrictamente de origen Federal y destinado a los municipios. No es responsabilidad nuestra que estos recursos etiquetados no hayan sido consignados correctamente”.

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, en el conflicto de la escasez de recursos enfatizó: “No son temas burocráticos, son temas humanos”.

Se trata de salarios, de programas sociales para que los niños puedan tener alimento; se trata de la seguridad de los veracruzanos, puntualizó.

Subrayó que se debe evitar que la crisis tome otras dimensiones y otros caminos. “El riesgo de que actores políticos irresponsables tomen el control de una situación así está presente y entonces la situación se agravaría aún más”.

¿Quiénes son esos actores políticos irresponsables que pueden tomar el control de la situación?

Quién sabe.

Pero el responsable de que las cosas salgan bien, es Flavino Ríos.

Y quienes deben vigilar que así ocurra son todos los interesados.

¡Todos!

¿Qué el boquete se abrió por la corrupción?

Ya lo sabemos.

¿El nombre del principal culpable?

Hasta los niños lo conocen.

Y todos los terrenales, e incluso muchos místicos, esperamos que el gobernador electo cumpla su principal oferta de campaña y meta a la cárcel a la mayoría de los corruptos que dejaron Veracruz como tierra arrasada.

No pedimos que a todos, porque talvez sea imposible.

Así pues, la población ya no quiere ver guerra.

Deseamos que a los corruptos que corren a refugiarse al barco azul del nuevo gobierno en lugar de acogerlos, los resguarden en celdas.

Los terrenales queremos soluciones.