Sería una travesura propia de nuestro sistema político el que en estos días, antes de la toma de posesión de un nuevo gobierno en Veracruz, se conociera la detención o algo referente a Javier Duarte de Ochoa que distraiga poderosamente la atención eb demérito del evento veracruzano. Ese es un modelo al que se acude en todo esquema o estrategia política, Veracruz es en México un estado señero y su importancia va más allá de lo electoral o lo político, sin embargo depende de estos dos elementos. ¿Se dará el anuncio de la detención de Duarte? En tiempos de coyuntura el suspenso también es noticia, porque llama la atención la reiterada  declaración del comisionado de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia, sobre “que el gobierno trabaja intensamente para dar con el paradero del mandatario prófugo”. Piensa mal y acertarás.