Astrolabio Político 
Por Luis Ramírez Baqueiro
10 de noviembre de 2016

 

“Las elecciones, a veces, son la venganza del ciudadano.

La papeleta es un puñal de papel.” – David Lloyd George.

 

Aun cuando en Veracruz, los ciudadanos confirmamos que las instituciones responsables de garantizar la democracia el pasado 5 de junio cumplieron a cabalidad con su función, aun cuando sobre ellos pesaron serios señalamientos previo al proceso de conformación del Organismo Público Local Electoral (OPLE), alguien intenta a como dé lugar desdorarles la plana, o al menos, vengarse tras el desarrollo y validación del pasado proceso comicial.

Y es que aun cuando este jueves arrancará de manera oficial el proceso electoral municipal del 2017, con el que los veracruzanos habremos de renovar 212 municipios, los integrantes del árbitro responsable no pueden terminar de finiquitar en lo económico el proceso anterior.

La gravosa omisión de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), de ministrarle el recurso presupuestado en tiempo y forma; es la evidencia clara de que aun con todo y crisis financiera alguien pretende cobrar venganza.

Y es que el Organismo Público Local Electoral (OPLE) no puede cumplir con la sentencia del Tribunal Electoral de Veracruz (TEV), que lo obligó a pagar las quincenas adecuadas a siete ex funcionarios de los consejos distritales, mismos que seguirán como muchos otros prestadores de servicios, a la espera de la liquidación de sus cuentas.

Y es que este miércoles, debió abordarse el tema en la sesión extraordinaria a la que se incluyó el desahogó de este punto en el orden del día, aun cuando los integrantes del Consejo General debieron reconocer que no cuentan con los recursos para cumplir con el fallo jurisdiccional del pasado 28 de octubre, que les obligaba a pagar en un plazo no mayor a cinco días.

El desacato a esta instrucción jurisdiccional podría tener consecuencias funestas para el organismo, que solo cumplió con garantizar el debido desarrollo del proceso comicial.

Durante su intervención el consejero Juan Manuel Vázquez Barajas reiteró que la situación financiera del ente comicial es grave, pues, “al día de hoy no tenemos capacidad económica para poder liquidar laudos laborales”.

Vázquez Barajas precisó que el adeudo de la Sefiplan supera ya los 180 millones de pesos y lamentó que ésta no haya acatado la orden de la Sala Superior del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de liquidar los pendientes con el organismo, ni el recurso de inejecución que presentó el organismo autónomo.

De esta manera, la acumulación de casos siguen apilándose en el escritorio de los integrantes del Consejo General, quienes ya no ven lo duro, sino lo tupido, todo porque una mente perversa y macabra les bloque el trámite refiriéndoles que no hay recurso.

La pregunta a todo esto es, ante el severo quebranto financiero que enfrenta la entidad, que garantías existen de que el proceso electoral del 2017 no se vea trastocado por la falta de recursos, pues, una vez que estos aterricen como parte del presupuesto 2017, la cascada de embargos y reclamos de pago del proceso anterior volverá a asfixiar a la ya severamente castigada democracia de Veracruz.

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx