Dicen los que saben de la política que nunca hay que dar a nadie por muerto en la cosa pública. Lo anterior se confirma una vez más con el caso de Luis Videgaray, ex Secretario de Hacienda federal, que fue denostado por todos, priistas y opositores, por ser el artífice de la visita de Donald Trump hace meses, durante su campaña política hacia la presidencia de los Estados Unidos. Todos los adjetivos y calificativos que recibió por ser el gestor entre el ahora Presidente Electo gringo y Peña Nieto, al grado que tuvo que renunciar a su importante cargo. El caso es que ahora  Bajo Reserva en El Universal afirma: “El ex secretario de Hacienda será el representante del gobierno de México ante el equipo del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. Durante una reunión ayer en Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto tomó la decisión de que Luis Videgaray mantenga la relación con el equipo de transición de Donald, con la directriz de que haga valer la posición de México ante las posturas del magnate, principalmente en el caso del Tratado de Libre Comercio. ¿Cómo la ven?