pipa3

Xalapa – 2016-12-27 12:56:49 – Leticia Cruz / Familiares de las víctimas mortales del accidente ocurrido debido al impacto de una pipa de agua en Xalapa, pidieron la intervención del gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, para que el hecho no quede impune y se sancione a los responsables.

Asimismo, exigieron la regulación de transporte pesado, para que se garantice que no ocurra otra tragedia similar a la acontecida el pasado 21 de diciembre.

En conferencia de prensa, los familiares de las personas fallecidas demandaron que el dueño de la empresa Pipas ISI pague por la responsabilidad civil que le corresponde a incurrir en contratar “gente irresponsable y de tener unidades que circulan en mal estado”.

Los afectados responsabilizan al conductor de la pipa que impactó contra vehículos en la avenida Lázaro Cárdenas a la altura de la Central de Autobuses de Xalapa, de la muerte de sus familiares. Y es que tras el impacto, los vehículos se incendiaron, provocando la muerte de cuatro personas, entre ellos un menor de edad.

Sin embargo, el chofer de la pipa involucrada en el accidente fue puesto en libertad, ya que se consideró un delito no grave, deploraron los familiares.

Salvador Bello, hermano, cuñado e hijo, de las víctimas, respectivamente, lanzó un llamado a las autoridades para que cumplan con sus obligaciones de garantizar la justicia, y que no sólo sean promesas electoreras.

Señaló que al dejar libre al conductor y no sancionar a la empresa a la que pertenece la pipa, se fomenta la impunidad y por lo tanto, el delito.

“Se deja indefensas a las víctimas y en libertad a los delincuentes… las víctimas quedan sin justicia”.

Es una burla, agregó, que tras la tragedia, la sanción hacia el conductor fue el pago de 5 mil salarios mínimos a cada uno de los deudos, lo cual, de ser cobrado por los afectados, dejará libre de investigación y condena al conductor y a la empresa, quien pagó la fianza respectiva y propuso la “reparación” económica de las víctimas mortales.

El juicio, precisó, podría llevar hasta dos años, por lo que los familiares llamaron al gobernador a poner atención en el caso y a frenar la impunidad.

Explicó que a pesar de que corrió la versión de que la pipa se había quedaron sin frenos, se ha evidenciado que el conductor iba a exceso de velocidad, por lo que no alcanzó a frenar. Ante ello, reiteró, exigirán la aplicación de la justicia.