jose-manuel-suazo-reyes

Xalapa- 2016-12-1315:12:44- Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

El vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes aseveró que no son tiempos de privilegios, al referirse al descontento del magisterio, con el anuncio del gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, de que se disminuirían algunos de los bonos que reciben los docentes estatales.

Y es que sostuvo se debe distinguir entre los derechos y los privilegios por lo que consideró necesario que se ajusten los bonos a lo que marca estrictamente la ley tras considerar que es la única manera de enfrentar la dificultad económica que se vive en la entidad.

“Yo creo que los derechos que el magisterio ha logrado por su preparación, por la carrera magisterial que traen, es importante, lo que corresponde a los derechos laborales que existen, sin duda se deben seguir manteniendo, pero ya no estamos en un momento de privilegios, hay que distinguir entre privilegios y derechos”, insistió.

Además acusó que la inconformidad de los líderes sindicales se debe a que en muchos casos, el recurso se quedaba únicamente en las cúpulas de los sindicatos y sus personas allegadas, aunque no bajaban directamente a la base trabajadora, o se hacía en una parte mínima.

“De repente hay grupos donde los beneficios que recibían no llegaban a todos los integrantes, llegaban a los dirigentes o a los cercanos, a los que negociaban ese tipo de servicios y les tocaba un poquito por ahí a los demás, entonces esos son los que están reaccionando. Distinguimos tres clases de ciudadanos: los que trabajan, los que no trabajan y reciben beneficios y otros más que se benefician del trabajo de los demás y de la agencia de los otros”.

Por lo anterior, Suazo Reyes se pronunció a favor de que el gobierno del estado privilegie el derecho ciudadano de mantener abiertas las vías de comunicación, por lo que celebró que no se permita que algunos sectores tomen avenidas y carreteras sin justificación, pues aunque reconoció que las manifestaciones son un derecho, no deben afectar a terceras personas.