astillero-veracruz
Imagen de Talleres Navales del Golfo

 

Veracruz- 2016-12-2516:40:42- Heladio Castro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

El año 2016 cierra con saldo negativo para México y Veracruz en construcción de embarcaciones marítimas, cierre de astilleros y despido de 30 mil obreros, lamentó Juan José Domínguez García, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Naval.

“Cerramos mal. Nos cerraron el astillero de Guaymas, el de Ensenada; el de Mazatlán está trabajando al 10 por ciento. En el astillero de Veracruz estamos trabajando al 50 por ciento nada más este año.

“Hemos estado solicitando al gobierno federal que voltee los ojos a la industria naval para que construya embarcaciones, para poder generar más empleo”, expresó Domínguez García.

Recordó que en el país había 4 astilleros afiliados al Sinatin e incluidos en el contrato colectivo que había con ese gremio, y ya sólo quedan el de Mazatlán y los Talleres Navales del Golfo en Veracruz, pues el de Guaymas acaba de cerrar.

Resaltó que con el oscuro panorama de la industria naval por lo menos 30 mil trabajadores mexicanos se quedaron sin empleo y apenas subsiste un millar.

En la ciudad de Veracruz los Talleres Navales del Golfo (TNG) tenían una plantilla constante de mil obreros y ya sólo quedan 400, es decir menos de la mitad porque decayó la demanda de construcción y servicio de embarcaciones.

“Estamos terminando el tercero de 4 remolcadores que tenemos ahí, pero lo que necesitamos es una construcción mayor; eso generaría el empleo necesario”, subrayó el dirigente sindical.

POR POQUITOS

Los trabajos para el pequeño astillero veracruzano o TNG han ido a la baja y a partir del año 2015 ha sobrevivido por los encargos de la Secretaría de Marina, como confirmó en su momento José Antonio Sardiña Aguirre, director de esa empresa.

En el primer semestre de 2015 se puso a flore el remolcador Azimutal “C-130” que se incorporó a mediados de año a la flota menor de Petróleos Mexicanos.

El 30 de octubre de 2015 entregó el remolcador Azimutal “Tarahumara”, primero de 4 encargados por la Semar para Petróleos Mexicanos.

El 24 de febrero de 2016 se entregó el remolcador “Huasteco” a la Semar y ésta a Pemex Refinación. Su costo fue de casi 8.5 millones de euros y generó 150 empleos directos.

Sin embargo los mejores tiempos en la historia moderna fueron los años 80 cuando en la empresa Astilleros Unidos de Veracruz (AUVER) se construyó la serie de grandes buques tanque o buques cisterna “Nuevo PemexI, II, III y IV”, entre 1983 y 1989, con capacidad de 45 mil toneladas de peso muerto cada uno.
Astilleros Unidos fue el antecedente de lo que desde el año 2006 son los Talleres Navales del Golfo, miembro del Grupo Hutchison Port Holdings.