bigmama

México – 2016-12-20 – Agencias / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO La Fiscalía de Jalisco confirmó la detención Johnny “N”, conocido como El Big Mama, cabecilla de una banda de criminales de Veracruz, detenido la madrugada del domingo cuando, con nueve cómplices, estaba a punto de tirar seis cuerpos de personas asesinadas en una casa de seguridad en Tlaquepaque.

Además, Johnny “N” es investigado por los delitos de secuestro, extorsiones, trasiego de drogas y homicidios en el municipio de Coatzacoalcos.

El fiscal general de Jalisco, Jesús Eduardo Almaguer informó que uno de los diez detenidos durante el traslado ilícito de seis cadáveres que pretendían exhibir para dar un mensaje a otro grupo delincuencial, es líder de una célula criminal que opera en Veracruz, Jalisco, y Quintana Roo.

Este sujeto está identificado como jefe de dichas actividades en Coatzacoalcos, Veracruz, y donde está relacionado a los delitos de secuestro, extorsiones, trasiego de drogas y homicidios, por lo tanto era uno de los objetivos más buscados en Veracruz”, aseveró la Fiscalía.

Johnny ‘N’, conocido con el alias de ‘Big Mama’, quien es señalado como jefe de actividades delictivas de un grupo criminal procedente de Veracruz que opera en Jalisco.

Aunque Johnny N alias “Big Mama” es originario de Coatzacoalcos, Veracruz, su base de operación delincuencial estaba en Zapopan.

Denunció que al detenido de 25 años de edad se le atribuye la operación de delitos como el secuestro, la extorsión, homicidios y tráfico de drogas.

Dijo que cuatro de los detenidos son originarios de Veracruz, \”uno de Tepatitlán y cinco de la zona metropolitana\”.

Cabe mencionar que el domingo, la Fiscalía General de Jalisco informó sobre la detención de 10 personas que fueron interceptadas durante el traslado ilícito de seis cadáveres, operación que fue posible gracias a una denuncia telefónica anónima.

Al respecto, Almaguer señaló que hasta ahora, las investigaciones indican que los cuerpos de las seis personas del sexo masculino, serían utilizados para exhibirlos y con ello enviar un mensaje a un grupo criminal opositor.