congreso1

Xalapa- 2016-12-0813:09:03- RosalindaMorales / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

 

Detectaron diputados locales a “aviadores”, que se enquistaron desde cuando fue presidente de la Junta de Coordinación Política de la 62 Legislatura, Jorge Carvallo. Cobraron durante tres años de la pasada 63 Legislatura, y nunca se les vio trabajar.

Es por ello, que revisa el Congreso del estado el tema de “aviadores”, la diputada Yazmin de los Ángeles Copete señaló que el ex legislador de la 62 Legislatura local, Jorge Carvallo, fue quien dejó basificados a un grupo de personas que en la 63 Legislatura, nunca se presentaron a trabajar, por lo que revisan, ya que ahora que inició esta Legislatura, se presentaron a laborar. “Y nadie los conoce”.

Asimismo la diputada María Elisa Manterola Sainz señaló que ella al llegar a su oficina de presidencia de la mesa directiva “había seis personas, que yo no conocía, que estaban adscritas ahí. Yo los mandé a Recursos Humanos, si son personal de base que los reasignen a otra área, si no, pues ni modo”. Pues significa que se acabó su contrato, dijo, que eran “de confianza”.

La legisladora añadió que ella ha pedido al personal de Recursos Humanos que revisen al personal, porque detectó que desde que llegaron, mucha gente se presentó en oficinas de los nuevos diputados, asegurando que les tocaba estar ahí. Sin embargo, personal basificado que sí laboró en la pasada Legislatura, les comentaron, que son gente “desconocida, nunca los hemos visto”.

La diputada Yazmin de los Ángeles Copete señaló que esta gente que “apareció” de repente es gente que sí estaba basificada, pero no venían a trabajar. Y entonces son “aviadores”, durante tres años cobraron pero no trabajaron, “ni se pararon en el Congreso, esos años”.

Si bien la diputada no mencionó nombres de esos “aviadores”, se supo que una parte de ese personal basificado por Carvallo hace cuatro y cinco años, son mujeres edecanes, de las que sirven el café en las sesiones, o le pasan papel, lápiz, el té, hojas, tarjetas y demás, a los diputados.

Sin embargo, no se les vio trabajando en la legislatura saliente, eran otras las que estaban atendiendo en sesiones. Y aparte hay más personal, de secretarias y asistentes que aparecieron.

La diputada María Elisa remató, “yo para que necesito 6 a 8 asistentes, son un exceso, no, que se revise en qué área funcionan, si están basificados. Y si no, con todo respeto, el personal de confianza tiene un término del contrato y se debe respetar eso sí su finiquito y ni modo”, concluyó.