Catarsis 
Por Elsa de León A.
02 de diciembre de 2016

Ayer fue muy reconfortante escuchar un mensaje con “productos de gallina”, como lo dijo el Gobernador del Estado, en la Plaza Lerdo.

Pero primero en el Congreso del Estado, en su toma de posesión.

Es bueno saber que hay varios ingredientes importantes para la reconstrucción de este estado. Entre ellos, el orden. Se vio en la organización: fue un evento pulcro, bien organizado y es la primera vez que veo una ceremonia así, en donde todos estuvieron sentados. Hubo orden a la hora de la entrada, atención, organización, se ve que cada uno del equipo andaba en lo suyo. Pudimos ver al Secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, atendiendo al Jefe de Gobierno de CDMX, Miguel Ángel Mancera, y a Alejandra Barrales; sencillo y discreto.

Y así, todos cumpliendo con la labor encomendada. Pero el mensaje fue fundamental. Lo que dice y lo que piensa el Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, es lo que muchos veracruzanos pensamos. Queremos orden y respeto. Todos queremos ser tomados en cuenta. Queremos transitar por calles con seguridad. Queremos trabajo, salud, educación y desarrollo.

Pero ¿cómo empezar con la tarea de reconstruir a Veracruz?

Así como lo hizo ayer, cambiando todo.

Empezando por su imagen: esbelta. Yo a nivel personal, y perdón que lo diga así, creo que cuidar la imagen propia es fundamental, tanto en peso como en arreglo. Porque el respeto empieza por uno mismo. Una persona que no cuida su peso, denota que no está bien de ninguna manera. Aunque su problema podría ser de orden patológico, todo lo que engorda entra por la boca, y en este caso, los psicólogos tienen mucho que decir.

El hacer deporte es fundamental, y no es que Miguel Ángel Yunes Linares se haya vuelto corredor porque estaba planeando ser gobernador, ésta es una forma de ir viviendo la vida de una forma saludable. Es fundamental que a estas alturas de su vida, cuide su salud. Eso a la gente le da seguridad; saberse bien y verse bien.

Otro punto importante que visualicé ayer fue que hizo dos eventos masivos. Uno en el Congreso del Estado, en donde los invitados fueron específicos, políticos, representantes, periodistas, familias, etc., y el otro en la Plaza Lerdo, frente al Palacio de Gobierno para el pueblo, para la gente que votó por él y que merecía la tuviera presente. Ahí mismo volvió a tomar protesta y a reiterar los compromisos pactados.

Pero hay que trabajar en la ciudadanía. Todos tenemos que entender que debemos cambiar la mentalidad “a la veracruzana”. ¿Qué quiere decir esto? Que debemos hacer las cosas como se tienen que hacer. Los veracruzanos somos expertos en hacer las cosas de diferente manera. Lo vemos a la hora de transitar por las calles: nadie respeta a nadie, no hay orden. En cuanto se cambia un sentido a una calle, inmediatamente los vecinos repelan, sin analizar, sin pensar qué es lo mejor para todos. Aparece el lidercillo de la colonia y amaga a las autoridades. Y las autoridades ceden. En las oficinas burocráticas hay que poner orden y respeto.

Pero al final, las autoridades, cuando les conviene, hacen uso de toda su fuerza, sin ponerse a pensar que deben hacer lo mejor para todos, no trabajar para sus familiares o sus intereses.

Debemos cambiar la mentalidad misógina dentro de la idiosincrasia veracruzana, ese machismo exacerbado que está en la genética de los mexicanos y que se concentra en el veracruzano y más en las zonas más necesitadas, en las zonas indígenas.

Es otra muestra de lo que será el nuevo gobierno, “con una integración histórica por el número de mujeres y la participación de ciudadanos de diversa militancia”, el de la “reestructuración”, con nueve mujeres con currículum, con merecimientos propios en cuatro secretarías y en cinco direcciones generales.

Es necesario romper paradigmas. Este es el momento justo para que Veracruz sea lo que dijo ayer el gobernador Yunes Linares:

“Hoy es un día histórico para Veracruz, día de la alternancia. Comienza una nueva historia, con cambios profundos para rescatar a Veracruz, para convertirla en una nación ordenada y generosa.

“Tendré el alto honor de encabezar un gobierno de coalición, un gobierno plural, de cambios profundos para rescatar a Veracruz, con ética, transparencia y austeridad. En el que se conjugan los principios de doctrina del PAN y las luchas históricas del Partido de la Revolución Democrática, luchar por una patria ordenada y generosa y una vida más digna y mejor para todos. Patria para todos”.

Por cierto, extraordinario mensaje, perfectamente estructurado, leído magistralmente, como sólo lo podía leer alguien que posee todo el background para llegar ahí, con preparación, experiencia, liderazgo, madurez y muchos productos de gallina.

Y continuó: “Hoy que Veracruz aparece como referente de corrupción, de violencia, pobreza, ingobernabilidad y desorden, tomo la voz en nombre de todos los veracruzanos, de todos los veracruzanos de bien, para decirle a México y al mundo que eso no es Veracruz, que no se confunda la crisis aguda, provocada por malos gobiernos, con el ser, con la esencia de Veracruz. Veracruz es síntesis de la historia de México. Aquí floreció la cultura desde épocas inmemoriales. Ahí está la expresión artística y científica de los totonacas, olmecas, huastecos, y otras etnias. En la majestuosidad y perfección matemática de Tajín y Tempoal. En la belleza de las cabezas monumentales de San Lorenzo, en la expresión sonriente de las caritas de Remojadas. Por aquí entró y salió la Conquista, San Juan de Ulúa es historia viva de ello. Aquí capituló el Imperio, Córdoba dio sede y testimonio. Aquí se reorganizó la República juarista y se promulgaron las Leyes de Reforma. Aquí también culminó la Revolución Mexicana, con la promulgación de las Leyes Agrarias en 1915.

“Veracruz fue centro de resistencia heroica contra el invasor, de la misma manera en que ha sido puerta abierta y generosa a distintas migraciones. Veracruz es pasado, presente y futuro.

“Veracruz es la majestuosidad de sus montañas, del Pico de Orizaba y el Cofre de Perote. Desde donde se ven sus más de 700 kilómetros de mar igualmente bello y majestuoso.

“Veracruz son sus llanuras costeras, sus ríos y lagunas, sus manglares, sus bosques, sus dunas. Veracruz es potencia agropecuaria y pesquera, es agroindustria azucarera, café naranja, limón. Es petróleo, gas, petroquímica, metalurgia, energía eléctrica, energía nuclear.

“Veracruz son sus puertos, sus aeropuertos, sus carreteras y autopistas, que son arterias hacia el norte y sur de la República. Veracruz es su Universidad Veracruzana, sus tecnológicos, sus universidades privadas. Es ciencia y tecnología. Es arte y cultura.

“Veracruz es su gastronomía, su música, su fiesta, sus carnavales, pero más que nada, más que todo Veracruz es su gente. Es Agustín Lara, con su canto a la mujer.

“Es la voz cálida y fuerte de Toña La Negra. Es Díaz Mirón con su poesía encendida. Es Sergio Pitol con su literatura mágica. Es Teodoro Cano con sus murales y los que viven la historia.

“Es la cadencia de los danzoneros del Zócalo. Es la música de Tlen Huicani, que suena a mar, llanura y montaña. Es el canto agudo y nostálgico del son huasteco.

“Veracruz es el zapateo armonioso del son jarocho, que recuerda la raíz española. Es la tercera raíz. La negritud presente también en nuestra cultura.

 “Veracruz, es el simbolismo, valentía y belleza de los voladores de Papantla.

“Veracruz es futuro. Son sus jóvenes, campesinos, obreros, universitarios.

“Veracruz es mucho, pero mucho más que una crisis. Veracruz somos ocho millones de seres humanos que vemos el mañana con optimismo, que tenemos el mismo coraje, decisión y valentía que los ancestros. Con gran esfuerzo, con sacrificio, con voluntad, Veracruz comenzará el día de hoy a escribir una nueva historia. Con toda la fuerza, con todo el optimismo, con toda la energía, con todo el entusiasmo, con toda la alegría, digamos desde el fondo de nuestro corazón que hoy Veracruz comienza, que saldremos de la crisis, que habrá un mejor futuro, que nada nos detendrá, que Veracruz vive. ¡Que viva Veracruz!”

Extraordinario mensaje, leído, hablado, dirigido de manera estupenda.

Que nos quede bien claro y que suene fuerte en todo el mundo: ¡Eso es Veracruz!

Sus amables comentarios a: edla_2013@nullicloud.com