Ruta Cultural
Por José Miguel Naranjo Ramírez
29 de diciembre de 2016

Mazurca para dos muertos

Con el presente artículo se concluye el mes dedicado a festejar el centenario del natalicio de Camilo José Cela. El diseño de los títulos de las novelas presentadas fueron por décadas, iniciamos con: La familia de Pascual Duarte 1942, La Colmena 1951, Oficio de tinieblas 5 1973 y concluimos con Mazurca para dos muertos 1983, las cuatro obras desarrolladas son consideradas las más importantes del escritor español e incluso para el propio hijo de Camilo José Cela llamado Camilo José Cela Conde, Mazurca para dos muertos es la última gran obra escrita por su padre.

La novela tendrá una estructura parecida a la de La Colmena, son muchos los personajes que aparecen, realmente no hay complicaciones en la estructura de las historias y aunque es muy ingeniosa la forma en que van apareciendo y desapareciendo cada protagonista, cada vez que el lector se reencuentra con un personaje fácilmente se acuerda de sus orígenes, relaciones y circunstancias que están viviendo en esta historia.

El gran escenario donde los personajes vivirán es en Galicia, el pueblo que más importancia adquiere es la actual ciudad de Orense, sin dejar de mencionar que Camilo José Cela es de origen gallego. En esta novela a diferencia de La Colmena si existen personajes puntuales y temas claves que tienen gran relevancia, el asesinato y la venganza es un tema central con el que inicia y concluye la obra, los nueve hermanos apellidados Gamuzos son protagonistas fundamentales en toda la novela, el tiempo histórico en que se desarrolla es en la guerra civil española, este contexto histórico es un punto de unidad con las anteriores novelas mencionadas en el primer párrafo del presente artículo.

Hasta aquí he querido señalar algunos puntos coincidentes de Mazurca para dos muertos con las anteriores obras, porque en la novela algunos personajes de La Colmena se relacionan con personajes de esta historia, ahora bien, los puntos señalados son cortesías del escribidor para el lector, pero en sí la novela se lee por separado, su temática es única, por lo tanto lo que sigue es entrar directamente al universo de la obra.

En la novela la mayoría de los personajes se relacionan, y si bien todo se desarrolla en el contexto de la guerra civil, el tema poco o casi nada tiene que ver con la guerra, lo que Camilo José Cela nos cuenta son historias de vidas rurales, con un lenguaje original tal como se hablaba en la región gallega, es por ello que al final del libro viene un vocabulario gallego-castellano que nos ayudará a comprender en algunas partes de manera más puntual el dialogo entre los personajes.

Los personajes que desde un inicio tenemos que ir ubicándolos muy bien son los nueve hermanos Gamuzos, uno de ellos llamado Baldomero apodado (Afouto) será asesinado por Fabián Minguela (Moucho), Ádega es otro personaje importante tanto que se convierte en muchos momentos en la voz narrativa, además, Moucho también asesinó a Cidrán Segade quien era esposo de Ádega, por tal motivo cuando Moucho es cruelmente asesinado, Ádega no quedó conforme con la venganza, fue al cementerio desenterró al asesino de su esposo y se lo da a los animales para que se lo coman.

Las historias las iremos leyendo acompañado de la lluvia, este fenómeno natural se mantiene en toda la novela, junto a la lluvia estará otro personaje llamado Lázaro Codesal al cual mataron a traición: “Lázaro Codesal, yendo de frente, no lo hubiera matado nadie, ni un moro, ni un asturiano, ni un portugués, ni un leonés, ni nadie. La raya del monte se borró cuando mataron a Lázaro Codesal y ya no se volvió a ver nunca más.”

Ádega es madre de Benicia, esta joven de ojos azules descrita como insaciable sexualmente, vivirá momentos de enorme pasión con dos de los hermanos Gamuzos, Baldomero y con Ceferino Gamuzo quien ejercía la profesión de sacerdote. Gaudencio es hermando de Ágeda, se había quedado ciego y los últimos años de su vida se dedicó a tocar el acordeón en la casa de la Parrocha donde se prostituían varias muchachas, Gaudencio en su vida tocó dos Mazurcas:

“Gaudencio tocaba el acordeón en casa de la Parrocha, tocaba valses y pasodobles, y a veces algún tango para entretener a los moromos; lo que no quería tocar era la Mazurca Ma petite Marianne, sólo la tocó en 1936, cuando lo de Afouto, y en 1940, cuando lo de Fabián Minguela el Carroupo Moucho. Nunca más quiso.”

Por supuesto que son muchos personajes más, no obstante considero que los aquí mencionados son figuras claves en la novela, ahora bien, sobre la gran base de personajes los temas desarrollados tienen suma importancia para la época, de manera libre Camilo José Cela abordó temas sobre la violencia, el odio, la naturaleza bárbara e inhumana que todos tenemos, lo primitivo que seguimos siendo en nuestras relaciones sexuales, al abuzo, la homosexualidad, la intolerancia religiosa, el machismo, los celos, la prostitución, de verdad que “Mazurca para dos muertos” es una obra que te atrapa desde el primer renglón y lo más impactante es que en muchos temas el autor sigue describiendo y desnudando la sociedad que somos.

Finalmente, Camilo José Cela es un autor referente del siglo XX en las letras hispanoamericanas, conmemorar el centenario de su natalicio ha sido el gran pretexto para acercarnos a su valiosa obra, es un autor clásico y eso lo hace un escritor “meigo” que en lenguaje gallego  significa: encantador y seductor.

Correo electrónico: miguel_naranjo@nullhotmail.com