cuauhtemoc-ramirez-aguilar
Cuauhtémoc Ramírez Aguilar, presidente nacional de la Organización Shriners.

 

Veracruz- 2016-12-2611:07:32- Heladio Castro/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

 

Samuel Olguín Mendoza, integrante de la asociación Shriner Club Veracruz, informó que niños quemados durante la explosión de Tultepec, Estado de México, viajarán a Galveston, Texas, para ser atendidos de sus quemaduras en el Hospital Shriner. Resaltó que esa asociación civil requiere el apoyo altruista sobre todo de los empresarios para seguir dando atención a personas sin recursos.

El presidente nacional en México de la Organización Shriners es el ex Gran Maestro de la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz, Cuauhtémoc Ramírez Aguilar.

Media docena de niños quemados durante la explosión de juegos pirotécnicos en Tultepec, Estado de México, se trasladó a Estados Unidos para recibir atención gratuita, informó Samuel Olguín Mendoza, integrante de la Asociación Shriner Club Veracruz.

Sin embargo dijo que se requiere apoyo y la solidaridad del sector empresarial para que haga donativos pues cada vez hay más servicios y México es el que demanda más auxilio, como es ahora con los menores mexiquenses quemados durante la explosión.

“Ya se trasladaron desde el Hospital de México. El doctor Felipe Haces, que es el director del hospital; conjuntamente con otros organismos piden apoyo a los hospitales establecidos: uno en Boston, otro en Ohio, en California y en Galveston (Texas).

“Se llevaron media docena de niños del accidente de Tultepec el miércoles y jueves de la semana pasada. Permanecerán allá hasta que sean completamente restituidos y tenga el hospital el visto bueno de que ya pueden irse a su casa”, explicó Olguín Mendoza.

Resaltó que tanto los tratamientos para personas quemadas como los correctivos de malformaciones -cuando esto es posible- son muy costosos pero gratuitos para los pacientes de bajos o de escasos recursos.

“Si al niño tienen que hacerle 5, 10, 15 cirugías, se le hacen sin más ni más. Para eso hay un cuerpo de maestros que les dan clases para que no pierdan su educación durante el tratamiento”, resaltó.

TOCARSE EL CORAZÓN

El representante de Shriner apeló a la sensibilidad del sector privado para que apoye con donativos a la causa de esa institución altruista.

Resaltó que Shriner es una asociación civil sin fines de lucro, con 22 hospitales en el mundo, pero México es el país que más pacientes envía y por eso urge la solidaridad empresarial.

“Queremos tocar el corazón de los empresarios. Requerimos apoyo para los gastos; estamos tocando el corazón de los empresarios para que donen, porque esas donaciones son deducibles de impuestos”, dijo Olguín Mendoza.
Indicó que los niños con problemas ortopédicos reciben la atención gratuita. Las cirugías son para pies equinovaros, espalda bífica y otros problemas.

shriners_hospital_galveston
El Hospital Shriners de Galveston, Texas.