En el Excélsior, el periodista Ciro Di Constanzo, escribe que: “el hoy Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, advirtió que cuando tomara posesión del cargo, haría sendas revelaciones que ‘cimbrarían a México’. […], hizo sus revelaciones y la tierra se sacudió. Sólo que fue al día siguiente, 2 de diciembre, cuando se registró un sismo de 4.9 grados con epicentro en Guerrero. ¿Qué revelaciones hizo Yunes? […] se habían recuperado mil 250 millones de pesos de todo lo que se han rateado en Veracruz, incluidos ranchos, autos, helicópteros y hasta un avión. […] el monto palidece frente a los cien mil millones de pesos, que es en lo que el flamante Gobernador veracruzano cifra la afectación patrimonial a su estado por las alimañas que ‘gobernaron’ previamente la entidad. […] es una cifra de locura que nos debería escandalizar. […], nos rasgamos las vestiduras por la afectación que Humberto Moreira había dejado en Coahuila, con una deuda de 34 mil millones de pesos. ¿Y ahora nos salen que Javier Duarte había hecho semejante boquete de más del triple? El que verdaderamente sacudió a Veracruz, fue Javier Duarte. ¿Cómo diablos llegamos a esos niveles de corrupción que sí cimbran a México? […] lo siguen haciendo. Cimbrando a México”. (sin embargo.com).