migrantes_oaxaca

Mariano Escobedo – 2016-12-25 14:51:28 – Jorge Galindo / En comunidades ubicadas en zona de montaña, la mala economía y falta de empleo, pero principalmente de oportunidades de desarrollo generó un complicado problema de migración y desintegración familiar, admitió el alcalde de Mariano Escobedo Ramiro Páez Muñoz.

El funcionario admitió que el tema de desarrollo económico en comunidades de municipios de montaña es complicado debido a la falta de programas y oportunidades de desarrollo, de ahí que los municipios deben enfrentar diversas situaciones o problemáticas al interior de las familias.

Uno de los principales problemas que enfrentan en 42 comunidades de la zona de montaña es la falta de centrales de abasto, tianguis o mercados para la venta de los productos del campo, de ahí que muchos productores emigran a otros estados del país para su comercialización.

“Quienes ya abandonaron el campo y se dedican o se ocupan en la construcción, el comercio la ocupación de medio tiempo emigran al Estado de Puebla, Estado de México o la misma Capital del País donde trabajan tres semanas continuas y una la utilizan para visitar a sus familias”, sostuvo.

Por eso hay problemas de desintegración familiar, agregó el Alcalde, ya que el papá se va toda una semana o un mes pero hay otros padres de familia que se van a los Estados Unidos y esto también genera problemas de desintegración, de alcoholismo y drogadicción.

Ramiro Páez Muñoz consideró que el gobierno debe aplicar políticas públicas integrales para los más desprotegidos, pues es triste ver que cada domingo salen hasta 20 autobuses llenos de gente del vecino municipio de La Perla, que busca una mejor economía.

“Antiguamente la gente viajaba en camiones de carga, se iban de aventón aprovechando los viajes de follajeros a la Ciudad de México donde muchos ciudadanos perdieron la vida cuando los camiones se accidentaban”, recordó.

Lamentó que cada año la situación en lugar de resolverse se vea más complicada debido a la escasez de dinero en manos de quienes menos tienen, por ello recomendó a los Gobiernos a invertir a las comunidades donde están las familias desprotegidas a través de la conformación de proyectos productivos.

Lamentó que en estas comunidades haga falta agua potable, drenaje, alumbrado y caminos donde se avanza lentamente, e incluso dijo, en la educación es triste ver que no existen jóvenes con licenciaturas o ingenierías en comunidades rurales, pues la mayoría están confinados a terminar la secundaria y salir a trabajar a enrolarse como padres de familia.