desaparecidos_amnistia

Ciudad de México – 2016-12-03 9:24:22 – Agencias / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO Javier Duarte de Ochoa, exgobernador de Veracruz prófugo de la justicia, enfrenta una nueva acusación ante la Procuraduría General de la República, ahora por su presunta participación en la desaparición forzada de una joven.

La familia de Gemma Mávil, una joven que fue secuestrada en 2011, interpuso la denuncia penal ante la PGR al agotar todas las instancias locales.

Pedro Mávil Hernández, padre de la joven, detalló que la denuncia fue interpuesta el pasado martes para que la máxima instancia de procuración de justicia en el País “tome cartas en el asunto”.

“El martes acudimos a la PGR a introducir la demanda correspondiente para que sean las instancias del fuero federal las que tomen cartas en el asunto, ante la falta de respuesta de las instancias de procuración de justicia [locales] no nos queda a nosotros, las víctimas, más que agotar hasta las últimas instancias”, expresó.

El padre veracruzano informó que acudió también a las instancias internacionales como la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, sin que hasta el momento haya obtenido una respuesta.

“Agotando todas las instancias legales que tenemos como víctimas, no ha sido posible tener respuestas contundes, y de acuerdo a la Ley General de Víctimas, me vi en la necesidad de ir a instancias internacionales”, agregó.

Involucrados

La denuncia es contra el exgobernador de Veracruz (y otros funcionarios de menor rango) debido a que él era “el encargado de la procuración de justicia” en la entidad cuando su hija desapareció. Además involucra también a la Fiscalía Estatal, a los Ministerios Públicos relacionados con el caso y a la Unidad Antisecuestro.

El demandante exigió a la PGR que se concentre en darles resultados, ya que existen familias que llevan “7, 8 y hasta 9 años de búsqueda”.

“Resultados no ha habido de manera contundente. Que se coordine con la nueva administración para que, si traen voluntad de apoyar a las víctimas, nos den resultados contundentes”, explicó Mávil Hernández.

Asumismo, exigió que se detenga al exmandatario para que aclare y dé información de todo lo que sucedió durante los casi seis años que duró su administración.

“Mi hija fue desaparecida, asesinada e inhumada por la misma autoridad, y no la he localizado aún. Es una tragedia y un dolor muy profundo”, acotó.

El caso

Tras una búsqueda de cinco años en Xalapa y sus alrededores, Pedro comprobó que su hija Gemma fue encontrada sin vida cuatro meses después de haberla reportado como desaparecida ante la agencia ministerial del municipio.

Fue el 3 de mayo de 2011, cuando Gemma Mévil fue secuestrada y asesinada.

Su cuerpo fue hallado por las autoridades veracruzanas y resguardada en el Servicio Médico Forense; sin embargo, cuando su padre fue a recuperar su cuerpo, éste había desaparecido.

En la búsqueda del cuerpo de su hija, el hombre halló ese mismo año más de 100 restos de cuerpos aventados a una fosa común en el cementerio de Palo Verde en calidad de desconocidos, sin registros y sin expedientes.

Fue la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado -hoy Fiscalía General del Estado- la que depositó los cuerpos sin cumplir con los protocolos de inhumación e identificación establecidos en la ley en el panteón de Palo Verde.