Congreso

Xalapa – 2016-12-1410:56:03- Rosalinda Morales / En la víspera del periodo vacacional, Veracruz tiene carreteras “en situación de crisis, en desastre sin que haya ocurrido un desastre natural, es solo por la falta de mantenimiento”, y estatal, por lo que no hizo Javier Duarte, pero tampoco federal, observó el diputado Sergio Hernández Hernández, quien señaló que por ello analizan la propuesta del diputado Gerardo Buganza de una “desincorporación fiscal”, que no es otra cosa, más que dejar de pagar impuestos a la federación y quedárselos el estado.

El legislador añadió que la ley de desincorporación fiscal es legal, y es un hecho que no le gustará a la federación, “es obvio que va a repelar la federación, pero es legal, si podemos hacerlo”.

El senador de la República, José Yunes Zorrilla dijo que dejar de pagar impuestos a la federación “no es viable, y no es correcto”, pero no explicó a detalle el porqué.

La propuesta hecha la semana pasada por el diputado independiente, Gerardo Buganza, va en el sentido de que es necesario se logre un cambio en las relaciones intergubernamentales en materia hacendaria, dado que en los últimos años se ha usado la coordinación fiscal para beneficiar a grupos políticos o a estados, alterando los mecanismos para la distribución de recursos fiscales.

La justificación es que el gobierno federal no ha respondido a los planteamientos que le han formulado diversas instancias, recientemente partidos políticos modificar al alza los porcentajes de la Recaudación Federal Participable que se otorgan a los estados, así como los niveles de las aportaciones que se proporcionan mediante los fondos establecidos en la coordinación fiscal y en el PEF anual.

Que el gobierno federal tampoco atendió los planteamientos de renovación de la política hacendaria que los estados hicieron en forma reiterada especialmente de la coordinación fiscal, en la Convención Nacional Hacendaria de la primera mitad de la década pasada, a fin de lograr mayores y mejores equilibrios fiscales.

En Veracruz no obstante, sus contribuciones al desarrollo nacional al ser la tercera entidad más poblada del país y la quinta economía estatal, enfrenta una grave pobreza y distorsiones por la centralización de los servicios educativos que deben atenderse de manera urgente para evitar males mayores que obligaran a un replanteamiento o denuncia por parte del estado de nuestro Pacto Federal.

“Es muy importante mencionar que el criterio de asignación con base en los niveles de población que anteriormente representaba el 45% nos dejó en franca vulnerabilidad. Porque el cambio hacia factores de crecimiento económico, aunque se entiende el propósito deja a las entidades federativas con mayor población y menor crecimiento una mayor carga en sus finanzas para seguir dotando de servicios públicos a la misma población. Lo que se vuelve un factor muy regresivo en términos de bienestar social”.

Que al cambiar la formula en el reparto de las participaciones federales dejaron en vulnerabilidad a un Estado de 8 millones de habitantes con 50 % en condiciones de pobreza y que este reparto lo hace al futuro no solamente vulnerable, sino en un atraso estructural que difícilmente le permitiría alcanzar una media Nacional de desarrollo con relación a otros Estados.

PROPUESTA

La iniciativa del legislador Buganza Salmerón, propone separar al Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave del Sistema de Coordinación Fiscal, en razón de su voluntad soberana.

“Las conveniencias de no adhesión a la coordinación fiscal son muchas, por lo que someto al análisis y consideración de este H. Congreso, el proyecto a fin de que el Estado, reactive sus potestades para gravar y por ende seamos autosuficientes.

La salida del Sistema Nacional de Coordinación Fiscal implica hacerse cargo del cobro de los impuestos al ingreso y al consumo, e incluso de algunos especiales que defina la soberanía estatal. Ello implica la definición de actividades a gravar y tasas a aplicar, lo que provocará una competencia entre estados o con el gobierno federal para atraer inversiones y contribuyentes a su esfera.

Aunque el estado deje la coordinación fiscal mantiene su participación en los impuestos incluido en el inciso 5° de la Fracción XXIX del artículo 73 Constitucional, como energía eléctrica; producción y consumo de tabacos labrados; gasolina, y otros derivados del petróleo; cerillos; aguamiel y productos de su fermentación; explotación forestal y producción y consumo de cerveza.

Todo ello, vendrá a contribuir a la resolución de los problemas de liquidez que tenemos en el Estado. Por lo tanto, es urgente encontrar soluciones financieras a las demandas de recursos.

En cuanto a los esquemas de transferencia como las aportaciones federales, se plantea que se sigan proporcionando al estado, aunque no esté adherido a la coordinación fiscal, tal como ocurrió antes de 1997, cuando se incorporaron las aportaciones a la Ley de Coordinación Fiscal”.

Recordó que el estado de Veracruz acordó su adhesión al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal en el mes de noviembre de 1979, que fue resultado de compromisos entre la Federación y los estados en los convenios únicos de coordinación celebrados entre ambas partes durante los años de 1977 y 1978.

A partir de ese año, se han renovado y el más relevante de ellos se suscribió en agosto de 2015, donde se establece la colaboración para coordinarse en materia del IVA, ISR, IEPS, Impuesto sobre automóviles nuevos, multas y otros, así como ingresos de incorporación fiscal y de derechos federales.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO