congreso

 

Xalapa- 2016-12-1413:54:09- Rosalinda Morales / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

Los diputados veracruzanos “ayudan” a la gente, de su distrito sobre todo, no con dinero propio sino con el que les da el Congreso del Estado. De dichos recursos solo reportan lo “gastado” con algunas facturas o a veces no lo hacen.

Ahora que el Sistema de Administración Tributaria anunció que quien no demuestre que entregó recursos le cobrarán impuestos, desde el Congreso local ya analizan facturas que dejó la pasada Legislatura.

Los congrecistas locales aparte de sus salarios totales de 150 mil a 200 mil mensuales, según si son presidentes de Comisión o coordinadores de alguna fracción, reciben adicional a sus sueldos y compensaciones recursos de “representación en sus distritos”, que muy pocas veces justifican.

El lunes pasado el tesorero del Congreso, Hiram Jerónimo Cuevas señaló que hacen auditorías a los recursos ejercidos por la anterior Legislatura, aún no tienen saldos totales y habrán de dar información próximamente de cómo encontraron las Finanzas del Congreso del Estado de Veracruz.

El 9 de enero de 2015, el entonces diputado local independiente Renato Tronco Gómez señalaba que los legisladores locales ganaban 230 mil pesos mensuales y no 58 mil como se publicó en la página oficial del Congreso local. Esta cantidad de 58 mil no ha cambiado, puesto que el director de Recursos Humanos, Serafín Hernández Sagahon, confirmó apenas el lunes pasado, que es “la dieta de los diputados de 58 mil pesos, más compensaciones, que son para pagos de sus asesores y apoyos en sus distritos”, citó.

Renato Tronco el año pasado, señaló que “redondeado y así redondeado alrededor de 230 mil pesos”, declaró. Además, no descartó que los coordinadores de las fracciones parlamentarias puedan ganar hasta medio millón de pesos mensuales.

El ex priista y ex panista aseguró que algunos de los recursos que les otorga la tesorería los deben comprobar cómo gastos o viáticos y para su gente. También denunció que existen aviadores y algunos cobran con otro nombre. “Claro que hay vicios, hay gente comisionada, le dan legalidad a alguien que está cobrando sin trabajar y hay quienes tienen doble y hasta triple salario”.

En aquel entonces criticó que algunos diputados “no hagan gestiones ni desquiten el alto salario que cobran por representar a los veracruzanos”. Así se expresaba el ex diputado local.

Pero las cosas no han cambiado mucho, debido a que los salientes diputados no dejaron claro cómo gastaron el recurso de su gestión, un promedio de 10 diputados, priistas y dos del PAN de la pasada Legislatura 63 que apenas se fue el pasado 4 de noviembre, eran los que enviaban boletines informando de gestiones y apoyos entregados en sus municipios y distritos. No todos entregaban apoyos. Y tampoco figuran facturas suficientes que justifiquen en qué gastaban esos 50 a 150 mil adicionales que recibían cada uno de los 30 diputados que ganaron elecciones, para ir a apoyar a sus distritos. Todos los diputados hasta los plurinominales tienen una partida para entregar a sus municipios, sólo los 30 que ganaron elecciones, se les da más que a los de representación proporcional.

De los 50 diputados salientes, el diputado Ricardo Ahued, una vez al mes recibía gente en su oficina, donde repartía apoyos en efectivo, o pagaba recetas médicas, becas, apoyos varios, a la gente que acudía, en menor proporción lo hacía el diputado Edgar Fuentes, Gladys Merlín enviaba boletines de que apoyaba gente en su distrito con fotografías. Y del PAN, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés también entregaba apoyos, solo en Tantoyuca, lo mismo que el ex diputado Jorge Vera, en Álamo. Cuauhtémoc Pola lo hacía en el puerto de Veracruz. Francisco Garrido reportaba entregas de apoyo en Banderilla. Sin embargo del resto de los diputados no reportaban nada.

De los legisladores entrantes se ha observado solo a tres diputados exponer que dan apoyos, estos son; María Josefina Gamboa, Cinthya Lobato, ambas del PAN, Daniela Griego de Morena y legisladora por Xalapa, ha reportado que recorre colonias, sin precisar si entrega apoyos, Yasmín Copete del PRD, ha informado que se reunió y apoyó a cañeros de la zona de los Tuxtlas, ha organizado foros con abogados en su región el pasado fin de semana, pero no ha precisado si entrega apoyos, el resto de los diputados no ha informado ni en fotos, ni en sus redes que estén apoyando algo en su distrito.

Desde enero de 2017, los diputados deberán cubrir impuestos por los apoyos que reciben adicionales a la dieta y que no comprueben.

Actualmente, los representantes populares sólo pagan impuestos por su dieta, que en el caso de los veracruzanos, es de 58 mil pesos (salario base), por lo que, después del descuento del ISR, reciben 73 mil 817 pesos al mes.

Con la nueva medida, el SAT pondrá una plataforma en la que los diputados paguen impuestos por los 45 mil 786 pesos que reciben por concepto de Asistencia Legislativa y los 28 mil 772 por Atención Ciudadana que ganan los legisladores federales, los estatales reciben más para hacer gestiones de representación en sus distritos.

Fuentes de San Lázaro indicaron que la fiscalización ya es irreversible y que será obligatorio para ir acordes con las nuevas medidas en materia de transparencia.

Este miércoles hubo una reunión de la Junta de Coordinación Política con el titular del SAT, Osvaldo Santín, para que explique los alcances de los descuentos que deberán tener los diputados desde el primer día de enero.

La coordinadora de Morena, Rocío Nahle, dijo que la forma en que se tendrán que cubrir los impuestos generó muchas dudas el lunes pasado. Reconoció que se depositó a los diputados un aguinaldo de 140 mil pesos, en el que no se cubrió este gravamen.

Ante la dificultad que representa al SAT verifican a los legisladores uno por uno, de todos los Congresos estatales, más los federales, quizá los ciudadanos de cada distrito, podrían reportar al SAT de su región, si su diputado está ayudando en algo a su región o distrito. Para que el Sistema de Administración Tributaria, tenga por dónde empezar a revisar.