Viernes contemporáneo
Por Armando Ortiz
20 de diciembre de 2016

¡Qué poca madre! Nos tuvimos que enterar por el abogado de Javier Duarte, ni siquiera por las autoridades federales que dizque andan muy apurados tratando de encontrar al exgobernador prófugo en el interior del país, Javier Duarte ya anda en el extranjero gozando de los miles de millones de pesos que se robó del estado de Veracruz. Mientras Javier Duarte y su familia se asolean en alguna playa de Estado Unidos, Europa, Centroamérica o Sudamérica, miles de veracruzanos esperan con paciencia les paguen la primera quincena de diciembre y el aguinaldo. Los pensionados también pacientes esperan, no les queda de otra.

Mientras Javier Duarte sigue engordando comiendo sus potajes cargados de colesterol, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tiene que hacer malabares financieros para cumplir su palabra de pagar a los trabajadores del estado y pensionados. Mientras Duarte contempla los amaneceres soleados en alguna villa, quizá del Caribe, miles de veracruzanos viven con la incertidumbre de si podrán mantener su trabajo. No nos puede ver la cara Javier Duarte, exigimos al gobierno federal que lo capture.

Antes de que Javier Duarte escapara, el gobierno Federal lo tenía bien localizado. Duarte no se escapó en una cajuela, ni se disfrazó de botarga del Dr. Simi; Duarte no los despistó, ni salió de noche para que no lo vieran. Javier Duarte escapó en las narices de quienes supuestamente lo estaban custodiando.

El mismo Flavino Ríos Alvarado confesó que él puso a disposición del entonces gobernador con licencia un helicóptero del estado para que viajara hacia el sur de la entidad. ¿Por qué no le hicieron nada a Flavino, quien sólo dijo que no sabía que había una orden en contra de su jefe? No le hicieron nada porque Flavino obedecía órdenes de mucho más arriba. El gobierno Federal lo dejó escapar y luego salió con la farsa de que lo estaban buscando y que daban una recompensa de 15 millones de pesos para quien diera datos que permitieran su captura. A los veracruzanos no nos van a ver la cara de pendejos. Ya Javier Duarte está fuera del país, a ver cómo le hacen pero lo regresan y lo meten a una cárcel.

Mintió Flavino, decía que estaban garantizados sueldos y aguinaldos; ellos ya habían cobrado antes su aguinaldo

Si el gobierno anterior en Veracruz hubiera dejado los asuntos arreglados de diciembre como le correspondían, el gobernador no tendría que pedir prestado. Pero todavía recordamos las palabras de Flavino Ríos Alvarado, entonces gobernador interino de Veracruz, el 23 de noviembre de 2016: “Estamos garantizando el pago de los salarios de la segunda quincena de noviembre, y también se está buscando la quincena de diciembre el aguinaldo en instituto de pensiones del estado los ayuntamientos y la segunda parte del aguinaldo”. Esa fue otra más de las mentiras de Flavino Ríos Alvarado, quien de tener muy cerca al infame Javier Duarte, se le pegó lo mentiroso. Ahora el gobierno de Veracruz tendrá que pedir préstamos bancarios para conseguir el efectivo y poder cumplir con las obligaciones del gobierno a los trabajadores del estado y pensionados. Lo que nos duele todavía más, es que esos pinches ladrones y mentirosos, se dieron su aguinaldo meses antes de dejar el puesto, pues ya sabían que no iban a dejar nada de dinero en las arcas del estado. Ahora sí, todos los diputados que salieron, muchos funcionarios públicos y mandos medios están pasando unas felices fiestas mientras que algunos trabajadores del estado están pasando una amarga navidad.

aortiz52@nullhotmail.com