priiii_0CEl proceso para la elección presidencial de 2018 ya ha iniciado, al menos en el PAN se preparan con la elección de sus Consejeros nacionales para orientar la votación hacia un determinado candidato a la presidencia; en el PRI, la comida del viernes entre el presidente Peña Nieto y gobernadores de su partido fue para consolidar un respaldo político a Enrique Ochoa Reza, quien no acaba de acomodarse en ese cargo en tiempos diferentes a los de antaño, cuando solo de aplauso vivía el mandamás priista. Ahora se requiere de liderazgo efectivo, de convencer a los gobernadores cuando no se coincida con sus propuestas y que estos permanezcan fieles al juego. En MORENA están a lo que el Peje ordene y en el PRD preparan su alianza con el PAN; los demás actuarán según convenga a sus intereses ¿partidistas? No, económicos.