camacamaEs alentador el que se vaya a destinar inmediatamente recursos frescos al sector salud veracruzano, como lo anunciara el gobernador Yunes Linares en su toma de posesión. El criminal abandono en que Duarte de Ochoa mantuvo a los hospitales de la entidad, el brutal saqueo a que fue sometido, colapsó al Sistema de Salud veracruzano. Equipos descompuestos, desabasto de medicinas y de insumos para laboratorios e infraestructura hospitalaria en el abandono son lugar común; la construcción de hospitales fue suspendida porque no fluyó el recurso, a pesar de estar presupuestado: Perote, Nautla, Papantla, Coatzacoalcos, Torre Pediátrica son solo algunos casos que demuestran la insensibilidad de aquel gobierno.