Del otro lado del Cristal
Por Jorge Manrique
28 de diciembre de 2016

 

-Liliana la becaria del Serafín. – Los 75 millones que no le aparecen a la Tesorería del Congreso. – Los favores carnales de Callejas Roldan según Magaly Callejas Salazar (pleito de familia).

Las historias de corrupción que se viven en nuestro estado resultan indignantes. Tan indignantes como el quebranto de las finanzas en que el gobierno de Fidel Herrera y Javier Duarte dejaron postrado a  Veracruz.

Integrado a todo esto no se entiende como personajes de tan baja moral sigan viviendo del dinero del pueblo. Peor aún resulta que el pueblo tenga que cubrir los gastos de las casas de estos parásitos.

Veo con preocupación que estos personajes  deshonestos, misóginos y corruptos como Serafín Hernandez Sagaón, quien fungió en la pasada legislatura como Tesorero, siendo el hombre más cercano al “líder moral” del SNTE, Juan Nicolás Callejas Arroyo, abusando del poder sin recato alguno. Y aprobando todo lo que el gobernador Duarte pedía, sin el menor pudor alguno.

Lo más indignante para quienes lo conocen es que a pesar de la renovación del Congreso, personajes repudiados como éste continúan en el poder, fungiendo ahora como Director de Recursos Humanos de la LXIV Legislatura del H. Congreso, gracias al profesor Callejas Roldan, pues se sabe que este se mantiene en el poder, pues es una de las muchas posiciones de la fracción priista.

El Serafín del Congreso, es uno de los hombres más repudiados de la pasada legislatura, pues se sintió amo y dueño del Poder Legislativo, prohibiendo al personal hablarse entre ellos, no se movía una sola hoja sin su autorización y por supuesto disponía de salarios a su antojo, arrebatando compensaciones a quien se les antoja para asignarlas a sus compañeras sentimentales en turno como es el caso de Liliana Uriostegui Bahena, quien aún ostenta el cargo de Secretaria, en la pasada legislatura percibía un salario indignante de 70 mil pesos mensuales, habrá que ver cuánto es lo que recibe ahora. (Ahí le encargo al Diputado Sergio Hernández Hernández a ver si me puede hacer llegar este dato, vía mi querido Sergio Melo Hernández  en comunicación social).

No había cheque de por medio, para evitar ser exhibido, se realizaban solo depósitos bancarios a sus cuentas a modo de compensación; sí eso ganaba la compañera sentimental en turno, imagínense cuanto percibía el que se sentía el todo poderoso del Congreso.

La columnista Magda Zayas del periódico Imagen de Veracruz, detalla en su columna “Momentos”, como el Serafín del congreso mantiene sus casas chicas con dinero de los impuestos de los veracruzanos… “Liliana; No fue la única compañera ocasional, hubo muchas y ni que decir de las amigas  del Profesor, son incontables las arbitrariedades.

 

La aún “noviecita” ha pasado por oficialía de partes donde compartía oficina con la amante del ex titular del ORFIS, Mauricio Audirac, quien también se encontraba en nómina por acuerdo del “Maestro”.

 

Hoy el cínico funcionario originario del Higo, Veracruz de dónde ha buscado ser alcalde, continua percibiendo un súper sueldo y se da el lujo de restregar a quienes veían cerca su salida, que su poder es inagotable y por ello no lo pudieron mover del Congreso.

 

Serafín disfruta humillar al personal y dejarlo esperando horas cuando solicitan audiencia mientras se entretiene a puerta cerrada con sus secretarias; su abuso ejercicio se extendió al otorgar base a sus más cercanos colaboradores con la categoría de “jefe Q” para que perciban el salario más alto.  Parte de la columna de la periodista Magda Zayas, que fue fustigada por el propio Serafín, quien se sintió desarropado al revelarse revelado sus secretos pasionales y el pago de dichos amoríos. 

Hoy el corrompido director de recursos humanos de la LXIV Legislatura del H. Congreso de Veracruz, tiene un gran problema y su sueño de ser alcalde del Higo pende de un hilo, al ser exhibido un caso más de corrupción sobre su persona.

Lo revela mi querido Arturo Reyes Isidoro en su columna “Prosa aprisa” y a la letra dice… “El mes pasado, fuentes de la Legislatura que afirman tener toda la información del caso me comentaron que el último día en funciones de la anterior legislatura, aun cuando se decía que no había recursos, extrañamente de la Secretaría de Finanzas se depositaron 140 millones de pesos en la caja de la Legislatura, cuando ya no había motivo.

 

Me han corregido la cifra. Me dicen que en realidad fueron sólo 75 millones de pesos y que sirvieron para apoyar con un pago extraordinario a los diputados salientes, entre quienes se repartieron 50 millones, y los 25 restantes fueron para los coordinadores de las bancadas así como para los miembros de la Comisión Permanente.

 

Ese dinero habría entrado y salido de la cuenta de la Tesorería del Congreso, cuyo titular entonces era el contador Serafín Hernández Sagaón, operación que le habría valido que en agradecimiento por las atenciones a su padre Juan Nicolás Callejas Arroyo, entonces presidente de la Junta de Coordinación Política, su hijo Juan Nicolás Callejas Roldán, ahora líder la bancada priista, haya negociado para que lo dejaran como Director de Recursos Humanos de la Nueva legislatura, donde ahora sigue cobrando.

 

El movimiento de esos 75 millones de pesos no habría pasado inadvertido para los nuevos diputados panistas quienes, según mi fuente, no le informaron de ello a su jefe político el gobernador Yunes Linares. ¿Alguien nos dará una explicación, pues finalmente se trató de dinero producto de nuestros impuestos? ¿Cuánto le tocó a cada uno de los diputados que recién se fueron?

 

De Serafín, según la fuente, anda muy preocupado porque esos 75 millones están contando del presupuesto de este año y ahora no dan los números para cumplir con los compromisos de pagos, prestaciones y aguinaldos de este mes, lo que le plantearon al gobernador el lunes, lo que desató un pleito interno en el Congreso que pudo haber tenido repercusión en el rompimiento de los priistas y su salida de la sesión”. Hasta ahí el comentario de mi querido Arturo.

Este es el Serafín del congreso.  Este es el protegido de Juan Nicolás Callejas Roldan. Un hombre con cero calidad moral, una vergüenza para la legislatura. El talón de Aquiles de Callejas del diputado que medio sabe “ler”.

Le pido a mi querido Amado Cruz Malpica líder de los Morenos y paisano del sur que revise el caso de Serafín.

No es posible que se mantengan después de todos los atropellos y abusos que han cometido, sin duda algo tendrán que hacer los diputados panistas, perredistas y de Morena sino quieren ser tachados de cómplices.

No quisiera creer que ya te llegaron al precio mi querido Amado… De Sergio Hernández quisiera una respuesta sobre lo detallado por el periodista Arturo Reyes, ya que si esto fue como lo detalla, no sé qué hace este personaje cobrando en el honorable congreso del estado.  Ya que el diputado Callejas Roldan le está quitando lo honorable apadrinando semejante bandido. ¡Así las cosa en Veracruz!

#Para Concluir:

El pasado 24 de junio la legislatura se convirtió en una verdulería por unos minutos, le cuento era una discusión entre familia (los Callejas)… Resulta que Mientas se discutía la reforma al poder judicial por la que se crearía una sala especializada en materia Anticorrupción, Telma Magali Callejas Salazar, maestra jubilada del Sindicato de la Sección 32 del SNTE, irrumpió a gritos, acusando a su tío, presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Nicolás Callejas, de solapar a su hijo Juan Nicolás Callejas Roldán quien presuntamente pide favores sexuales a las maestras.

Ante la actitud asumida por la visitante la presidente de la Mesa Directiva, Octavia Ortega Arteaga, pidió que se diera lectura el reglamento, por el que se obliga a los asistentes a guardar la compostura.

La lectura del reglamento elevó el ánimo de la asistente quien siguió gritando que  acusó a Callejas Roldán con el diputado local, quien simplemente fue omiso ante su queja y señaló que tenía conversaciones de WhatsApp donde Callejas Arroyo nunca atendió su acusación.

La presidente de la Mesa Directiva pidió a personal de seguridad sacar del recinto a la maestra jubilada y remitirla a las autoridades correspondientes, razón por la que el diputado Ricardo Ahued intervino para pedir que no se le tocará y que fuera una comisión de mujeres la que la apoyaran.

Cuando las legisladoras se dijeron dispuestas a acompañarla a otra área del Congreso, Callejas Salazar cuestionó si ellas no eran “amantes” de Callejas Arroyo, hecho que generó la risa de los asistentes y la quejosa optó por dejar la sala de sesiones… Cosas que quedan en el baúl de los recuerdos les dejo la liga de este clásico de la legislatura… Nos leemos mañana del otro lado del Cristal.