contraesquina-politica-23diciembre2016
Contraesquina Política
Por Fernando Martinez Plascencia
24 de diciembre de 2016

 

Miguel Ángel Yunes Linares: Veracruz en ruinas

Jesús Moreno Delgado: Fregar al PAN y a Coatzacoalcos

Pedro Gálvez: Ex tesorero de Pablo Pavón

Difícil encrucijada por la que atraviesa Enrique Peña Nieto, y todo por la enorme corrupción y ratería de Javier Duarte, que si bien es cierto no le espanta, también lo pone entre la espada y la pared.

A estas alturas, tal como cuando pactó su salida del gobierno veracruzano, así también hoy, el prófugo de la justicia está pactando su entrega.

Mire, si eso llega a suceder, seguramente colocaría en las nubes al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, su discurso estaría basado en el cumplimiento de su palabra de que JDO estaría en la cárcel como lo prometió cuando provocó su caída al destapar toda la cloaca que rodea al ex gobernador junto con sus cómplices y testaferros, algunos con fuero, y otros igual que él, huyendo.

Esto sería prácticamente enterrar al PRI en sus aspiraciones presidenciales. Por eso, hoy más que nunca, ese factor juega un papel importante en la entrega de Javier Duarte, eso es lo único que detiene su “aprehensión”.

El pacto ya no radica en decir todo lo que sabe acerca de cuántos millones entregó a la campaña del presidente de la república, no, su entrega está en la estrategia del juego sucesorio de Enrique Peña Nieto. Y todo indica que su “captura o entrega” perjudica la campaña presidencial que se aproxima.

Vaya suerte de este criminal que robó miles de millones de pesos a manos llenas de Veracruz.

Por todo ello, Enrique Peña Nieto juega sus propias cartas. Las señales son claras con respecto a Veracruz. Cero recursos económicos. Cero cárcel a JAVIDU, si otra cosa no sucede.

Se le tuvo que caer la venda de los ojos a Miguel Ángel Yunes Linares para darse cuenta que el mismísimo presidente de la República le había visto la cara de pendejo.

En aquella reunión en los Pinos donde Enrique Peña Nieto había recibido al gobernador electo, le prometió las perlas de la virgen para rescatar a Veracruz del desastre financiero en que se encontraba, provocado precisamente por uno de sus orgullos, que se llama Javier Duarte de Ochoa.

Transcurridos algunos días de su gobierno, convertido en un mar de lágrimas, Miguel Ángel Yunes Linares tuvo que hacer lo que dijo que no haría; seguir endeudando a Veracruz a través de préstamos bancarios, y lo peor es que también tuvieron que recular los diputados que se desgarraron las vestiduras con mentadas de madre en contra de quien había llevado a la quiebra al estado, argumentando que no serían comparsa del gobernador, y que no iban a  aprobar nuevos créditos para seguir enterrando en el caos económico a los veracruzanos.

Cuanta falsedad y cuanta falta de credibilidad carga hoy MAYL, que para tratar de aligerar, calmar o amortiguar el enojo de la decepción que está provocando ha recurrido a una estrategia populista para calmar los ánimos: Condonar el pago de la tenencia, multas y recargos y otros conceptos derivados de la propiedad o posesión de un vehículo.

Se dejará de recibir una buena cantidad de millones de pesos por este concepto, y que bueno, la verdad que también siempre ha dolido pagar por lo que ya se pagó. No es justo y era un reclamo generalizado. Lo malo es que solo durara un par de años, justos lo que durará como gobernador.

Volviendo al punto, en aquella reunión en los pinos, siendo todavía gobernador electo,  Miguel Ángel Yunes lagrimeó y chantajeó al presidente con decir cosas que cimbrarían a México, pero terminaron convenciéndolo de que le darían dinero, y no solo eso, le recordaron que él también tenía o tiene cuentas pendientes con la ley por aquellas denuncias que existen en la PGR por enriquecimiento ilícito y otras linduras que carga a su paso por diferentes cargos públicos durante varias décadas que le han servido para acumular una cuantiosa fortuna difícil de comprobar, de otro modo no se explica porque no ha cimbrado a México este señor que hoy es gobernador y que se caracteriza por abrir demasiado la boca.

Hoy ha tenido que tragar sapos y culebras, meterse el orgullo en la bolsa de la desfachatez, y salir a decir que siempre sí necesitará siete mil millones de pesos para saldar las deudas que tiene en puerta. Siete mil millones en tres créditos que para su contratación pasará por el congreso local y que sin duda será aprobado si otra cosa no sucede, en unos días más.

Había dicho que Veracruz ya no aguantaba nuevos endeudamientos, y que él no sería un Javier Duarte de Ochoa reciclado.

Miguel Ángel Yunes Linares argumenta que no hay dinero para pagarle a los burócratas, pensionados, maestros, etc. Mañana el pretexto será que no hay para carreteras u  obras de infraestructura, y después que no hay para las escuelas, y así, seguirán saliendo nuevos pretextos para seguir endeudándonos.

Vendrán nuevos créditos para seguir endeudando a Veracruz. No lo dude. Ya lo verá.

Cuanta mentira tienen los gobernantes y los políticos. No tienen remedio. Todos son lo mismo. Se cortan con la misma tijera.

Ni moral ni ética de los partidos y personajes políticos

Mire usted, a propósito de políticos. Las campañas por las presidencias municipales ya se acercan. Los personajes que buscan una posición son los mismos de siempre. Las ansias de poder y dinero no les permite ver ni escuchar lo que vaya en contra de sus ambiciones personales.

Algunos personajes arrastran una cola de corrupción enorme, y les vale madre lo que piensen de ellos.

Caso concreto el del nefasto Jesús Moreno Delgado, dos veces director del DIF municipal de Coatzacoalcos, con una enorme fortuna mal habida, y del que todo el pueblo puede dar cuenta porque posee lujosas camionetas que ni trabajando toda su vida pudiera haber logrado.

Bastaron unos años dentro de la política cobijado por Marcelo Montiel, ex alcalde de este puerto para hacerse de cientos de millones de pesos que hoy le sirven para tratar de alcanzar sus propósitos de ser alcalde este municipio, pero ahora por las siglas del PAN, porque del PRI ya renunció, sin que ningún dirigente de este instituto diga nada al respecto. Este señor carga con una enorme cola de corrupción.

Se va al PAN de la transparencia de Miguel Ángel Yunes Linares, el que grita y vocifera en contra de los corruptos.

Al PAN lo único que le importa es ganar con  quien sea, no le importa de donde venga, ni que haya hecho, ni que sea señalado de ratero (a) o corrupto (a). En el caso de este individuo, ex director del DIF, incluso, es del dominio público que embarazó a una jovencita de Villa Allende, perteneciente al municipio de Coatzacoalcos, y de haberla abandonado, sin hacerse cargo del producto de esta relación extramarital, es decir, no le da ni para la leche, pero eso sí, tiene dinero y de sobra para convocar a ruedas de prensa para dar a conocer que ya se siente candidato del PAN a la presidencia municipal. Lejos, muy lejos quedaron aquellos tiempos en que este individuo mandaba a pedir con sus cuates dinero para que le completaran para pagar la cuenta, cuando llevaba a cabo alguna reunión política.

En fin, que se podía esperar de este gobernador que traiciona a su propia gente, metiendo en cargos públicos o permitiendo la llegada de aspirantes a algún cargo, a gente que ni siquiera trabajo en su campaña.

CMAS Minatitlán. Agencia de colocaciones de la china repudiada

Ahí tiene usted otro caso. El del ex tesorero de Pablo Pavón Vinales cuando fue alcalde en el 2001-2004 allá en Minatitlán, Pedro Gálvez.

Este siniestro personaje, bueno para nada, identificado plenamente como priista, fue nombrado secretario de finanzas con Isabel Wong, titular de la  Comisión del agua en este municipio. Desplazando a verdaderos panistas que se partieron el lomo en la pasada campaña por el gobernador Yunes.

Lo peor es que nadie de la dirigencia municipal del PAN le hace un extrañamiento o le dice sus verdades a la parienta política de MAYL, quién ha tomado esas oficinas como de su propiedad, haciendo y deshaciendo a su antojo, poniendo y quitando gente a como le da la gana.

Pedro Gálvez es un personaje que se caracteriza por su traición al propio Pablo Pavón, a quien ni siquiera fue a ver durante el tiempo que estuvo en prisión el ex líder sindical de la sección 10, y a quien le debe su fortuna, porque incluso fue tesorero de la sección decimal cuando Pablo Pavón Vinales fue el poderoso líder sindical. Posteriormente PPV se lo llevó como tesorero y se lo heredó a Raúl Morales Cadena ex alcalde también de este municipio.

Pedro Gálvez, siendo tesorero se sentía un dios, y se daba el lujo de mandar a la chingada a los líderes de otros partidos políticos, incluso al propio regidor del PAN, en aquel tiempo Juan De Dios Alor, a quien hacía esperar afuera de su oficina o no le daba los recursos necesarios para la operación de dicha regiduría, aun habiendo orden para ello, de ese tamaño este nefasto personaje. Hoy es el secretario de finanzas, de la CMAS, pisoteando, con la complacencia de Miguel Ángel Yunes Linares a todos los panistas de este municipio.

Qué poca madre de quien haya operado a favor de este despreciable sujeto para incrustarlo en dicha dependencia estatal. El gobernador pide equidad y trato igualitario en todos en sus lagrimeos al gobierno federal, pero no es capaz de hacerlo o practicarlo en lo más mínimo con su propia gente