El titular de la Auditoría Superior de la Federación, Juan Manuel del Portal, declaró en 2014 que el gobierno de Veracruz era de los que peor manejaban el recurso público e hizo hincapié en las observaciones insolventes que se habían formulado al duatismo; de la misma manera la agencia Fitch y otras calificadoras alertaban sobre la baja calificación que merecía la administración duartista, nada se hizo desde el centro para detener el latrocinio o al menos para controlar la tendencia a endeudarse. No solo eso, a fines de 2015 la Federación apoyó al gobierno de Duarte con tres mil millones de pesos para salvar los compromisos de fin de año. Por estos motivos sorprende que tras permitir a Duarte despojar impunemente a los veracruzanos de sus recursos financieros ahora se niega a respaldar al nuevo gobierno veracruzano cuando este ha declarado un estado de emergencia.