Más dudas que certezas despierta la supuesta “reaparición” de Javier Duarte de Ochoa en Facebook rememorando el timbrazo de colocación de certificados bursátiles del gobierno veracruzano en la Bolsa Mexicana de Valores. ¿Quién está manejando esta supuesta reactivación de Duarte? ¿Qué sentido lleva esa publicación rememorativa? Es verdaderamente difícil imaginarse al hoy fugitivo diseñando estrategias y guardar ánimo para burlarse de sus perseguidores, por lo que se acentúa la incógnita sobre su paradero.