Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez
16 de diciembre de 2016

*Con Amadeo no se ganaría
*Priistas demandan cambios

UN SENADOR de la República se la soltó puntualmente al dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, tras la confirmación de Felipe Amadeo Flores Espinoza al frente del Comité Estatal de ese instituto: “con la dirigencia ratificada de nuestro partido, Veracruz se encamina a ganar 20 de las 212 alcaldías que estarán en juego el próximo año”, y la respuesta del ex Director de Comisión Federal de Electricidad fue tan simplista como ha sido su quehacer al frente del “tricolor”: “no podemos meterle ruido al asunto. Si en estos momentos hacemos cambios, se nos desbalaga el partido”.

LA RÉPLICA de Ochoa Reza solo demuestra tres cosas: 1.-Que no tiene la menor idea de quien es quien en Veracruz, ya no digamos en el espectro político general del Estado –que incluiría a todas las fuerzas partidistas- sino al interior del propio “tricolor”, pues eso de suponer que de haber removido a Felipe Amadeo Flores Espinosa y compañía, el PRI se iría a pique, solo demuestra desconocimiento de la política veracruzana porque: a) El PRI está en picada desde hace tiempo debido a la corrupción del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa y su pandilla, protegida desde el altiplano pero, sobre todo, porque no hay cuadros ni promesas juveniles ni dirección confiable; b) Muchos priistas se están yendo del ex partidazo, precisamente, por la reconfirmación de Amadeo, y c) No se observa movimiento por ninguna parte, y sí un sentimiento de derrotismo que mantiene a los otrora orgullos priistas con la cabeza gacha.

2.-ORGANIZACIONES CAMPESINAS como la CNC preparan para el próximo 6 de enero un evento multitudinario en el World Trade Center de Boca del Río para celebrar el 101 aniversario de la primera Ley Agraria del País promulgada el 1915, pero el evento no es organizado por la dirigencia Estatal del PRI sino por organizaciones aliadas que esperan congregar a 20 mil cámpiras venidos de todas partes de la Entidad. Se trata de demostrar que el Revolucionario Institucional está vivo –aunque agonice- pero, insistimos, la convocatoria no es del Revolucionario Institucional sino de la CNC cuyo dirigente, Juan Carlos Molina buscaría una posición en el 2018, tal vez la candidatura al Senado.

TAL VEZ, lo que no tomaron en cuenta los organizadores es que el Gobernador de Veracruz es panista –aun cuando fue priista en el inicio de la política-, y que si un respaldo tiene en el ámbito político nacional, concretamente, en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, se llama Miguel Ángel Osorio Chong, actual secretario de Gobernación, y que será precisamente el hidalguense quien traiga la representación del Jefe del Ejecutivo al tradicional evento. Si Yunes Linares juega con inteligencia y sagacidad, seguramente, se apersonará en el acto –como titular del Ejecutivo que es- y se lo echará al bolsillo, demostrando al ministro del interior que tiene control, incluso, al interior del PRI.

HAY QUIENES afirman que el envío de Osorio a Veracruz tiene dos fundamentos: por una parte darle calor al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares que lo respalda para la postulación a la Presidencia -aunque no deja de lado su inclinación por Ricardo Anaya- y, por el otro, alejarlo más de los acuerdos con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade que, para infinidad de priistas, será el “caballo negro” en el 2018 rumbo a la grande. Y es que las relaciones Yunes-Meade no son las mejores, y acaso en la cúpula del poder –aunque el priismo demandó su presencia en el evento- así lo prefieren: alejado de su antiguo partido, el PAN, para ungirlo como el futuro del PRI.

POR LO pronto, los grupos priistas no descartan que tras la visita de Ochoa Reza a Veracruz -el próximo 6 de enero- pudieran generarse cambios en la estructura Estatal del PRI -aun cuando ya se encuentren en pleno proceso electoral-, y ya barajan nombres para sustituir a Flores Espinosa: el notario y ex gobernador Flavino Ríos Alvarado y el ex secretario de Seguridad y ex diputado Federal, Alejandro Montano Guzmán, ya que de lo contrario no se hacen responsables de lo que pudiera ocurrir en el 2017 y 2018.

RESPECTO AL “caballo negro” del “tricolor”, José Antonio Meade Kuribreña, no hay que olvidar que, tácitamente, inició su carrera en el PAN, donde aún conserva muchos amigos, y acaso lo prudente es alejarlo de esas tentaciones confrontándolo con gobernadores de ese instituto. Y es que el actual titular de Hacienda se desempeñó como Director General de Banca y Ahorro de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público entre diciembre de 2000 y mayo de 2002 (inicio del periodo foxista), y ese mismo mes, ante el complejo escenario financiero que enfrentaba Banrural, fue nombrado Director de esa institución para encabezar los esfuerzos de saneamiento financiero y transición hacia el nuevo organismo: Financiera Rural, del cual se desempeñó como primer titular, cargo en el que permaneció hasta diciembre de 2006.

EN LOS primeros años de la creación de Financiera Rural, el financiamiento público al campo se mantuvo constante en los niveles que se registraron desde 1998 con Banrural, pero en diciembre de 2006 fue designado Coordinador de Asesores del entonces Secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens. Meade es considerado una de las piezas clave para que se aprobara la Reforma Fiscal, ya que se convirtió en el principal negociador de la SHCP en el Congreso. En enero de 2008 fue nombrado Subsecretario de Ingresos de la SHCP en sustitución de Fernando de Jesús Sánchez Ugarte, y en septiembre de 2010, Subsecretario del ramo en sustitución de Alejandro Werner.

SU CARRERA en el PAN ha sido meteórica, pero lo mismo en el PRI: El 7 de enero de 2011, el presidente Felipe Calderón lo designó Secretario de Energía, en sustitución de Georgina Kessel. El 9 de septiembre de 2011 fue nombrado Secretario de Hacienda y Crédito Público, cargo que desempeñó hasta su nombramiento como titular de Relaciones Exteriores en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto. Esa la ocupó a partir del primero de diciembre de 2012 y hasta el 27 de Agosto de 2015, fecha en que fue nombrado Secretario de Desarrollo Social, y de ahí, nuevamente a Hacienda. Una mezcla de PAN y PRI que a ambos partidos le gustaría tener. OPINA carjesus30@nullhotmail.com