Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez
23 de diciembre de 2016

*Van 4 ejecutados por robo
*Nos leemos el tres de enero

El CUARTO ejecutado –cuyo cuerpo mutilado fue abandonado en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río- estaría confirmando lo denunciado recientemente por el ex senador y ex diputado Federal, Juan Bueno Torio: que en Veracruz están surgiendo grupos de autodefensa o guardias blancas en respuesta a la incapacidad de las autoridades policiacas para frenar la inseguridad. Y es que al cadáver –cuyas manos fueron cercenadas- se le encontró una cartulina con mensaje que lo acredita como integrante de una banda de asaltantes de bancos, tiendas de conveniencia y casas habitación en el fraccionamiento Reforma, en Boca del Río.

PARECIERA QUE los ejecutores están siguiendo un mismo patrón: el cuerpo de la víctima recargado sobre una barda -esta vez entre las calles 24 de Febrero y A.M. Carlón de la colonia Ejido Primero de Mayo Norte- con manos y pies mutilados, lo mismo que orejas y parte de la mandíbula, y sobre la pared, a un lado de las extremidades cortadas, un par de cartulinas con mensajes donde se indica que, presuntamente, era asaltante de bancos, casas y negocios en el fraccionamiento Reforma donde presumiblemente fue captado por una cámara de video-vigilancia. Esta semana han sido hallados otros tres ejecutados en condiciones similares, todos ellos acusados de ser autores de asaltos a tiendas de conveniencia, sucursales bancarias, negocios y atracos a ciudadanos para despojarlos de dinero y pertenencias.

CIERTAMENTE, LA inseguridad es galopante. No hay día sin secuestros, extorsiones, “levantones”, robos o asaltos. La sociedad está hastiada de tanto atraco, y lo peor es que la policía no actúa; pareciera que existe una coordinación entre ciertos cuerpos policiacos y quienes cometen ilícitos, pues de pronto cuando ocurren no hay vigilancia, y cuando esta se demanda llega tarde, lo que da pauta a la impunidad y al hartazgo.

DICE Bueno Torio que empresarios del campo y productores agropecuarios han dejado sus cultivos, tierras y la producción de ganado porque han padecido secuestro o extorsión en los últimos tres o cuatro años, por lo que “de hecho, hay equipos de ‘guardias blancas’ en los municipios de Acayucan y Sayula”, mientras que “en la zona de Tuxpan y Álamo ya hay autodefensas”. Asegura que, personalmente, se percató de la presencia de los grupos de civiles armados por los recorridos que realiza en el territorio veracruzano, y que, incluso, dialogó con sus integrantes, además de que esos grupos armados existen también en la sierra de Zongolica, “pues esa región registra altos niveles de inseguridad” y, peor aún, justifica que la gente del campo de los municipios referidos se arme para proteger sus intereses ante la falta de seguridad pública, y por ello considera que la administración de Miguel Ángel Yunes Linares debe informar cómo enfrentará el problema de inseguridad que se registra en el territorio estatal y cómo participarán los veracruzanos.

APENAS EL viernes 16, dos hombres jóvenes fueron ejecutados a balazos y mutilados de ambas manos. Los cuerpos estaban a un lado de una barda en las calles Constituyentes y República de Paraguay de la colonia Cristóbal Colon del puerto de Veracruz, y al lado había dos carteles macabramente sostenidos por las manos que les habían cortado, donde se asegura que formaban parte de la banda de asaltantes de tiendas de conveniencia de la zona conurbada y que, también, habían despojado a clientes.

En ambos carteles se señalaba “ya comenzó la limpia”. Los infortunados –según sus familiares- se llamaban Jesús Ernesto Moreno, de 30 años, y Juan Alejandro Ocampo Velázquez, de 21; eran originarios del estado de Tabasco de donde habían llegado recientemente en busca de empleo.

EL DOMINGO 18 ocurrió otra brutal ejecución, también, en el puerto de Veracruz. Atrás del bar Capezzio apareció el cuerpo de un hombre desnudo, con huellas de tortura y las manos mutiladas -igual que los anteriores- y dos cartulinas con mensajes acusando a la víctima de “robar y matar gente inocente”, además de estar involucrado en el asesinato de una persona afuera de ese tugurio de triste fama en la zona. Al igual que en el caso anterior, una de las cartulinas advierte que “la limpia sigue”.

HABRÁ QUIENES aseguren que los ejecutados se lo merecían por ladrones, asaltantes o asesinos, pero uno se pregunta: ¿y entonces, para qué está la autoridad si en Veracruz se ejercerá justicia por mano propia, algo que no es lo recomendable ni lo conveniente, pues al rato la población, ante semejantes mensajes, optará por armarse y esto se convertirá en un pueblo sin ley, como alguna vez lo fue la cuenca del Papaloapan, la Mixtequilla y otros puntos del Estado, incluido Veracruz-Boca del Río, cuando muchas personas ante la violenta reacción de cacicazgos –como el de Toribio Gargallo, Tomás Sánchez Vitorero “Tomasín”; Diego Cruz Bustamante “la Picuda”, Felipe Lagunes, los Lozano y los Hernández, entre muchos otros- decidieron armarse y responder a las agresiones, lo que convirtió al Estado en tierra de nadie?

SIN DUDA, más allá de los recursos que son indispensables para mantener en calma a la sociedad, ya que si no se pagan salarios, aguinaldos y pensiones volverán las manifestaciones, bloqueos y toma de oficinas públicas, la seguridad pública debe ser prioritaria para el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, sobre todo porque el problema se está desbordando, y aunque no tenemos el pulso social para calificar si Jaime Tellez Marié está funcionando, ya que apenas lleva poco menos de un mes este Gobierno, lo cierto es que la criminalidad, pese al cúmulo de reuniones que se han realizado, sigue al alza.

YUNES LINARES, por lo tanto, debe atender el tema de los “centavos” pero, también, el de la inseguridad, y qué bueno que ya retiró las guardias personales gratuitas a políticos, empresarios y propietarios de medios de comunicación que en la pasada administración lucían hasta 10 o 12 guardias “gratuitamente” dejando en la indefensión al pueblo, sin embargo, el siguiente paso es evitar que la sociedad siga siendo víctima de secuestros, asaltos, extorsiones, robos o ejecuciones, ya que Veracruz no merece un destino similar al de Guerrero, Michoacán o Tamaulipas, y menos tomar la justicia en sus manos. Así las cosas. OPINA carjesus30@nullhotmail.com Y nos leemos hasta el martes 3 de enero. Felices fiestas…