Quien de plano ya empieza a pintar su raya con la administración estatal entrante, es la Diputada local, Maryjose Gamboa. Ha dicho a Tirios y Troyanos en el Congreso que está molesta porque el “Culín”, ex Fiscal del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, se fue tranquilamente a su casa después de renunciar a la responsabilidad para la que fue designado por Javier Duarte, Congreso de por medio, por nueve años.

Maryjose amenaza con renunciar a su bancada para sumarse a los independientes en acto de congruencia y dignidad que a muchos sorprendería. No se puede soslayar que durante la octava sesión ordinaria del H. Congreso del Estado de Veracruz, subió a tribuna para exigir congruencia y que se diga la verdad sobre la actuación del “Culín”. Además, la Diputada Gamboa no está de acuerdo con que se imponga a su abogado defensor, (y de los Yunes del Estero), Jorge Winckler, como nuevo Fiscal, porque no reúne los requisitos establecidos en la normatividad al respecto y no está de acuerdo tampoco en cómo se están haciendo las cosas en el gobierno que encabeza Miguel Ángel Yunes Linares, que muchos piensan, lo hace al más puro estilo priista.