Crónicas urgentes
Por Lenin Torres Antonio[1]
y Edmundo Macario Álvarez[2]
09 de diciembre de 2016

Universidad del Pueblo

A propósito del rezago histórico de oferta de Educación Superior Publica

 

Preámbulo

El inicio del actual gobierno estatal de Veracruz se ha caracterizado por una fiscalización activa sobre el estado que guardan las instituciones, esperemos que sea para propiciar una planeación inteligente y efectiva.

Con respecta al tema de la educación se ha  hecho pública los problemas que aquejan a la Universidad Popular Autónoma de Veracruz UPAV. En mor a la verdad, es conveniente señalar que si bien se oficializó la UPAV durante el sexenio funesto de Duarte de Ochoa, la UPAV fue la idea que se concretó de un grupo de veracruzanos encabezados por el difunto Mtro. Héctor Guillermo Zuñiga Martínez, quienes vislumbramos la necesidad de hacer frente al rázago histórico que en materia de oferta de educación superior pública tiene pendiente el Estado Mexicano, y particularmente, el Estado de Veracruz.

Si realmente el gobierno del Estado quiere hacer frente al grave problema de oferta de educación superior pública tiene que hacer una atenta escucha de toda la sociedad veracruzana, y principalmente, a la comunidad universitaria de la UPAV, alumnos, profesores, y directores solidarios.

Los orígenes

Fundación esperanzadora

Después de la fundación de la benemérita Escuela Normal Veracruzana “Enrique C. Rebsamen” a finales del siglo XIX (8 de noviembre de 1886), y la creación de la Universidad Veracruzana UV a mediados del siglo XX (11 de septiembre de 1944), ha sido la creación de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz UPAV (ley número 276 que crea la Universidad Popular Autónoma de Veracruz) creada oficialmente por decreto el  lunes 1 de agosto de 2011, a principios del siglo XXI, el hecho más trascendental en materia de Oferta de Educación Pública Superior en Veracruz.

Hace mucho tiempo que la Universidad Veracruzana y la Escuela Normal Veracruzana eran insuficientes para responder a la demanda de educación superior pública, la creación de la UPAV era necesaria y urgente, dado la incapacidad que el Estado había tenido para responder a la demanda de educación superior pública, y a la obligación de promover educación superior pública (El Estado promoverá y atenderá todos los tipos y modalidades educativos –fracción reformada dos 12-11-2002, 09-02-2012 última reforma dos 10-02-2014 incluyendo la educación inicial y a la educación superior) .

La fundación realmente reciente de la UPAV (2011), surgió en medio de una crisis económica y social preocupante, y ha generado esperanzas en la población veracruzana que deseaba un espacio de educación superior pública; es así como asistimos todos al nacimiento de una institución educativa necesaria que planteaba grandes retos, fundamentalmente, consolidarse como una oferta educativa de calidad responsable.

Desafortunadamente ese crecimiento exponencial atropellado no le ha permitido una buena planeación, obstante, los cimientos principales están constituidos, el recurso humano calificado, el modelo educativo en funcionamiento, y el entusiasmo de sus alumnos que ven en la UPAV un futuro cierto y próspero.

En estos años el crecimiento ha sido exponencial, simple y llanamente porque es la única alternativa de educación pública de miles de jóvenes veracruzanos que no pueden acceder a la Universidad Veracruzana ni pagarse una matrícula en las Universidades Privadas. Resulta la oferta de educación superior pública de la UPAV necesaria y que debe el Estado consolidarla, puesto que representa el modelo educativo de la UPAV la única oferta viable que está presente en todo el Estado de Veracruz.

Su sostenimiento, pese a la malversación y la corrupción, ha apelado más a la voluntad de sus maestros, directores solidarios, y alumnos que a un financiamiento que debe legítimamente contemplar el Estado Mexicano. Tan es así que su presupuesto que recibe proviene de sus ingresos propios y del Estado de Veracruz, la federación desafortunadamente no lo contempla dentro del sistema de Universidades Públicas.

Es un asunto urgente probar que se puede construir una Universidad del Pueblo cubriendo los estándares exigidos de una oferta de educación superior de calidad, y así subsanar cuestionamientos de calidad y resultados cualitativos.

El diagnóstico es claro: los retos de la UPAV están concentrados en el fortalecimiento de la estructura universitaria y en la innovación del actual modelo educativo, sin que esta pierda su perspectiva filosófica de una nueva pedagogía social; ésta se apoya en la “corriente constructivista y en el autodidactismo como método para que el aprendiente adquiera el conocimiento. la base principal en la UPAV es la nueva pedagogía social, que destaca las acciones llevadas a cabo por las figuras solidarias, quienes se ofrecen a colaborar en beneficio de la sociedad, a fin de alcanzar el sentido social y humano. Mediante la aplicación de esta pedagogía las personas se comprometen consigo mismas y con la sociedad, lo que implica una mejora individual que impacta positivamente en su comunidad” fundamento contemplando en la Ley orgánica de la UPAV.

Nuestra sociedad demanda mayores índices de mejoramiento de la vida cotidiana; esto se resume en la enorme necesidad de contar con personas altamente preparadas y competitivas: solo la educación superior universitaria puede garantizar un mundo prospero que sirvan para una mayor felicidad de los ciudadanos. Así de grande es la tarea que nos corresponde en la UPAV.

Actuales condiciones internas

Actualmente la UPAV cuenta con una matrícula de 70,000 alumnos, y oferta  43 (licenciatura e ingenierías) y 14 posgrados (maestrías y doctorados), además de ofertar educación media superior (bachilleratos).

Hay que reconocer que la upa atraviesa por una seria etapa de cuestionamientos en lo que hace sobre su futuro. Muchos de los problemas que tiene nuestra institución resultan en males que se ocultan al exterior e incluso a la propia comunidad universitaria, y que pueden ser subsanadas con una planeación inteligente y rigurosa, universidad que debe continuar su labor porque simple y llanamente es una demanda social la oferta de educación superior pública, que ha sido histórica, y las respuesta del Estado mexicano exigua.

La problemática que enfrenta la UPAV compromete su propio futuro de no atenderse de forma inmediata y con decisión:

  • La certidumbre laboral y profesional de la plantilla académica.
  • La falta de instalaciones propias mínimas.
  • La transparencia presupuestal.
  • La generación de ingresos óptimos.
  • Control de egresados de calidad.
  • Planeación institucional

Punto de partida

El acierto de la UPAV no se debe tratar de menoscabar, y derrumbar lo hasta hoy construido, pero tampoco se puede sostener a la institución sobre pilares débiles o falsos.

Es el momento de dialogar comprometidamente, de cara al pueblo veracruzano, sobre el futuro de nuestra institución, y esto es un asunto público y de gobernabilidad, puesto que una sociedad educada posibilita lazos sociales sólidos y estables.

El objetivo último es garantizar una opción universitaria que garantice a las nuevas generaciones una formación profesional de calidad y valores humanos con miras a coadyuvar en la construcción de una sociedad prospera con viabilidad social.

Mejorar ¿para quién?

Ninguna propuesta tiene pertinencia sino es para mejorar de forma inmediata, así que podemos destacar tres ejes fundamentales de la universidad: la comunidad estudiantil, los profesores universitarios y los empleados universitarios, por los que debe transitar toda propuesta de gobierno universitario.

Comunidad estudiantil

Si el objetivo es generarle a la sociedad personas comprometidas, seguras y emprendedoras, entonces tenemos mucho que hacer. Empecemos por mejorar el sistema de ingreso, las condiciones de permanencia y las exigencias de egreso de las y los universitarios. Si seguimos la experiencia de las mejores universidades del mundo, debemos asegurarnos de una condición: la mejor universidad necesita los mejores alumnos.

Profesores universitarios

Es incuestionable que nuestra universidad necesita una plantilla de maestros con prestigio y condiciones laborales apegadas a la ley. La figura del maestro solidario debe migrar a la del profesor universitario. Con una administración regionalizada que reciba, administre y rinda cuentas con transparencia de los recursos de la institución. No podemos pedir una universidad de calidad sino damos certeza a los maestros del mínimo de correspondencia institucional: su salario.

Trabajadores universitarios

Para las actividades no académicas debemos fortalecer nuestra plantilla laboral; ser trabajador de la universidad debe exigir compromiso social, una mística de servicio. Muchos de los problemas actuales que frenan la calidad académica se debe a que no existe una estructura laboral que se dedique a la administración y control de los trámites administrativos en cada entidad educativa, por ello, la descentralización efectiva es urgente.

Propuestas

  • Nueva distribución de funciones esenciales de la Universidad, conforme a foros universitarios convocados a la comunidad upavista para discutir y generar las ideas que le den certeza al destino de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV).
  • Revisión e innovación del modelo universitario que haga efectiva la educación, la investigación con el compromiso social.
  • Generar calidad académica y gestión política que permita que el gobierno federal voltee y conciban la UPAV como una necesidad que hay que sostener económica y legalmente. La curricular académica debe ser reconocida a nivel nacional, y las necesidades de la UPAV deben ser contempladas al presupuesto federal en materia de educación, como todas las universidades públicas.
  • Implementación de nuevos sistemas administrativos con base en la transparencia y la rendición de cuentas.
  • Fortalecimiento de la vinculación universitaria para elevar el éxito laboral de los egresados, esto con el fin de insertar a los egresados de la UPAV a la planta productiva del país, y principalmente, del Estado veracruzano.
  • Sistema de estímulos para académicos con base en resultados y productividad. Generando con esto un cuerpo académico de calidad en permanente actualización.
  • Implementación del sistema universitario de publicaciones, y un sistema de biblioteca virtual a través de una plataforma virtual libre.
  • Implementación del sistema de tutorías para garantizar una salida terminal de titulación.
  • Una plataforma virtual libre para la educación a distancia, y masificar las actividades académicas complementarias para la formación de los alumnos de la UPAV.

Diciembre de 2016

[1]Director Solidario de la Licenciatura en Ciencias Políticas de la UPAV.

[2]Profesor de la Licenciatura en Ciencias Políticas de la UPAV.