Crónicas urgentes
Por Claudia Constantino
02 de diciembre de 2016

 

El pueblo entero de Veracruz se alegró por el fin del que ya ha sido catalogado, como “el peor sexenio de que se tenga memoria en la entidad.”  Abriéndose paso entre el enojo, las frustraciones y la sed de justicia de tantos veracruzanos, Miguel Ángel Yunes Linares tomó posesión del cargo de Gobernador Constitucional y arengó entre vítores a quienes se congregaron en la Plaza Lerdo (para los periodistas: Plaza Regina) a ser testigos de un día histórico.

Son muchos quienes, por obvia razón, felicitaron al nuevo gobernador; son más quienes le recuerdan el gran compromiso que contrajo con los veracruzanos; los muy enterados hacen balance del estado en que se encuentra Veracruz y enlistan pendientes y prioridades; los más aventados aconsejan, recomiendan y advierten.

Simpatizantes y enemigos reconocen que “haiga sido como haiga sido”, el experimentado político hoy cumplió su sueño más grande: gobernar su estado natal. La fiesta panista tuvo de escenario el Congreso del Estado de Veracruz, magnificando el triunfo partidista de hacerse del gobierno de uno de los estados más importantes del país.

Dentro y fuera del estado hay opiniones a favor y en contra del recién investido gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares. Por ejemplo, en entrevista exclusiva, Rafael Loret de Mola Vadillo, abogado, periodista, escritor, locutor y comentarista de radio, quien ha participado en la política mexicana y se ha especializado en su análisis, ha dicho:

“Yo quisiera hablar un día con Ricardo Anaya, con quien he tenido alguna comunicación, pero no desde hace algunos meses, que me explique nada más cuáles fueron las razones para lanzar la candidatura de un sujeto tan execrable, tan villano, tan corrupto como Miguel Ángel Yunes.

“Tengo pruebas contundentes contra él.  Él estuvo también alimentando al autor material de la muerte de mi padre. Cuando me preguntan por qué hablo de él, lo digo, porque también tengo cuestiones personales con él, como muchos.

“Pero, ¿cómo va a ser salvador de Veracruz un sujeto que ya gobernó Veracruz? Durante el periodo de Patricio Chirinos, convirtiendo a Patricio Chirinos en un guiñapo, en un borracho y en un mediocre, mientras él gobernaba y robaba al pueblo de Veracruz.

“¿Cuántas propiedades tiene ese sin vergüenza? Las ha negado, pero están a la vista, es cosa de ir a verlas, yo las conozco, las he visto, no estoy hablando por hablar. Miguel Ángel Yunes es tan perverso, tan corrupto y tan malvado como Javier Duarte de Ochoa.  A Veracruz no le esperan dos años prósperos, le esperan dos años que deben meditar claramente que: la intención de Miguel Ángel Yunes es convertir a su hijo en su sucesor. Que no caigan en esa trampa, que piensen antes de actuar, porque se van a hundir más con los Yunes”.

Encontrar a Rafael Loret de Mola es más fácil si se le busca participando de algún movimiento o causa social. En esta ocasión marchaba del monumento a la Revolución a Los Pinos, por todo el Paseo de la Reforma, con el Congreso Nacional Ciudadano para exigir la renuncia de Enrique Peña Nieto.

Esta mañana, en el noticiero de Carlos, el hijo de Rafael, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares anunciaba las propiedades de Javier Duarte recuperadas en beneficio de los veracruzanos.  En su noticiero del medio día, en Radio Fórmula, nuevamente, Carlos Loret de Mola entrevistaba en los mejores términos al gobernador de Veracruz.  En una misma familia hay distintas opiniones, como en las familias veracruzanas. Lo más importante: que le vaya bien a Veracruz. Ese es el compromiso.

Cualquier comentario para esta columna que mira la moneda al aire a: aerodita_constantino@nullhotmail.es