AHORA O NUNCA 
Por Juan Bueno Torio
06 de diciembre de 2016
 
           
El día llegó, ha concluido la fatídica era de Javier Duarte y los gobiernos priistas al frente de Veracruz, dejando un Estado con muy pocas oportunidades de crecimiento, exageradamente endeudado y con gravísimos problemas de inseguridad y corrupción que por lo que dijo el gobernador, se van a enfrentar y a castigar a los responsables hasta sus últimas consecuencias, ojalá y así sea y no queden impunes, ojalá y no quede solo en el discurso.
 
Es ahora, el nuevo gobierno, a quien corresponde generar las condiciones de seguridad, infraestructura e inversión para que el Estado vuelva a recuperar La Paz y tranquilidad que requerimos para un desarrollo ordenado, con mejores servicios de Salud y Educación, generoso, que devuelva a las familias sus condiciones de bienestar social. 
 
Como les transmití en la pasada edición, asistí a la toma de protesta Constitucional del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, estaba expectante de conocer esa noticia que cimbraría a México, ante la expectativa de muchos esta noticia no llegó, lo que escuchamos fueron noticias que ya habían sido divulgadas en su mayoría los días anteriores. 
 
Es de reconocer el trabajo que conjuntamente con la PGR se ha realizado para recuperar apenas una minúscula parte de lo saqueado, espero que como se dijo, este sea el principio de la recuperación de los miles de millones saqueados de las finanzas públicas de Veracruz y verdaderamente se castigue a los responsables, ni perdón, ni olvido, ni amnistía. 
 
En su discurso, no conocimos las estrategias de combate a la pobreza, el plan para mejorar el desarrollo social y económico, qué de la deteriorada infraestructura se va a atender de inmediato, entre otras. El gobernador Yunes señaló acciones para atacar  la corrupción pasada y recuperar lo robado mas no dijo nada de cómo va a evitar que en su gobierno continúe la corrupción, estoy seguro que a muchos veracruzanos como a mí nos hubiera gustado se comprometiera con ciudadanizar acciones de vigilancia de su gobierno y sobre todo al impulso de la ley 3 de 3 y que, mientras tanto no se tenga, todos sus colaboradores presentarían públicamente su respectiva declaración de impuestos, patrimonial y de conflicto de intereses. 
 
La declaración 3 de 3 de Todos sus colaboradores en el gobierno abonaría mucho a reconstruir la confianza ciudadana, transparentado los bienes y el posible conflicto de interés de los nuevos funcionarios, ya que la corrupción ha sido el mayor daño que ha sufrido nuestro Estado, ni siquiera fue mencionada y sin embargo en campaña fue ofrecida como bandera 
 
Del discurso inaugural me preocupa que el poder ejecutivo vaya a dominar nuevamente sobre el poder judicial, sobre el poder legislativo y sobre la fiscalía que son órganos Constitucionalmente Autónomos 
 
Al parecer, la historia se está repitiendo una vez más, por la forma en que se expresó el gobernador deja entrever que ya está interviniendo vulnerando la división de poderes, Yunes ha dicho que ahora sí el fiscal actuará y recuperará lo que a Veracruz le han robado, todavía no hay nuevo fiscal, todavía no lo elige el poder legislativo, será seleccionado  Si , de una terna propuesta por él pero por el tono, nuevamente la Autonomía de esa institución podría quedar en entredicho, si el nuevo fiscal es como el anterior a modo del gobernador, la última palabra la tienen los diputados locales.
 
Se dice, se rumora que el mismo gobernador intervino ante los magistrados para que se eligiera a Edel Álvarez Peña como presidente del Tribunal de Justicia del Estado, si eso fuera cierto, qué tiene que decir o influir al poder judicial en la toma de sus decisiones.
 
Al Lic Edel Álvarez Peña lo conozco personalmente y le reconozco sus capacidades, sobre todo, le agradezco su amistad, le deseo el mayor de los éxitos en su nueva responsabilidad deseando también que se viva una verdadera división de poderes entre el Judicial y el Ejecutivo en Veracruz.
 
Actualmente por las razones de intromisión entre poderes, los ciudadanos pensamos que en Veracruz las instituciones no existen para nadie y nadie existe para las instituciones, por eso debemos exigir y recuperar la confianza en las instituciones, que el poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial sean en la división de poderes, la fuerza institucional y democrática que equilibren como contrapeso entre sí mismas para lograr su fortaleza y la estabilidad del Estado.
 
No solo es la Fiscalía y el Tribunal Superior de Justica, sino también el mismo poder legislativo que espero nunca más sea comparsa del ejecutivo, como lo fue la pasada legislatura que ningún beneficio generó al Estado, esperemos que esta vez, sí se analicen las propuestas y se nutran con trabajo legislativo y no sean aprobadas fast track cómo pasó con Duarte, no queremos los veracruzanos la misma historia. Sería muy bueno para nuestra democracia que se hicieran los debates, cuando el caso lo amerite, con la presencia y participación del mismo gobernador en el pleno de la cámara.
 
Me sorprendió mucho que cuando se habló del ámbito económico solo se señaló a Coatzacoalcos que es una zona económica especial en dónde de por sí ya hay un polo económico en desarrollo y está considerada en el decreto de creación de las ZEE más no se habló de Tuxpa-Papantla-Poza Rica y tampoco de la zona de Córdoba-Orizaba en donde existen las condiciones y vocación productiva para el desarrollo económico que brinde oportunidades de empleo a toda la región combatiendo de esta manera la pobreza de sus regiones. 
 
Es AHORA cuando el actual gobierno debe actuar de manera conjunta con la sociedad y los mismos ciudadanos desde sus capacidades actuar con compromiso para transformar Veracruz y que NUNCA se vuelva a repetir la triste historia que protagonizaron en perjuicio de millones de veracruzanos las 3 administraciones pasadas.