dinero

Xalapa – 2016-12-31- Jesús Ruiz / Oficialmente el gobierno del Estado no contará con un presupuesto para destinarlo para el pago de deuda con proveedores y contratistas.

Esto luego de que el Congreso Local abrogó el Decreto número 899 por el cual se afecta el Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal al pago del pasivo circulante, proveniente de los adeudos que reconoce.

Por lo consiguiente, el Fideicomiso Irrevocable de Administración de Cuentas Mandatadas (FIAD) y el Fideicomiso Irrevocable de Pago a Proveedores y Contratistas para el Saneamiento Financiero del Estado de Veracruz (FIDESAN), creados por la Legislatura anterior, quedan sin efecto.

Es de mencionarse que el Congreso anterior aprobó que los recursos obtenidos por el Impuesto a la Nómina debían usarse para pago a proveedores a los que se les adeuda desde el sexenio de Fidel Herrera Beltrán.

De acuerdo a lo aprobado en la legislatura pasada, objetivo del FIAD era el de asegurar y concentrar los recursos provenientes de la recaudación del Impuesto a la Nómina y, posteriormente, transferirlos al FIDESAN.

El FIDESAN tendría entre sus facultades realizar el pago a proveedores y contratistas y entre los criterios que se usarían sería el de pagar las deudas más antiguas.

Tras la abrogación del Decreto número 899 el Impuesto por Remuneraciones al Trabajo Personal se deja sin efecto el anexo único que contiene la lista de proveedores y contratistas a los que se les debe pagar con la recaudación del referido impuesto.

“Se Deja sin efecto el anexo único al que hace referencia el artículo Tercero del Decreto 899, en virtud de la ilicitud del mismo, así también, por la falta de reconocimiento de estos adeudos en los Estados Financieros de las Cuentas Públicas Consolidadas de los ejercicios fiscales 2012, 2013 y 2014, además que contablemente tampoco fueron reconocidos como Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores en la Cuenta Pública Consolidada 2015” destaca el texto aprobado.

Agencia Imagen del Golfo