CUENTA PUBLICA

Xalapa – 2016-12-24 14:00:58 – Agencias / Por el presunto desvío de recursos públicos con un valor de 8 mil millones de pesos durante el gobierno de Javier Duarte, el Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz (Orfis) interpuso seis denuncias penales este año, al ser evidenciadas por los medios sus ineficientes ‘auditorías’, al igual que el aval de la anterior Legislatura a todas las cuentas de prófugo ex mandatario.

Las primeras tres denuncias fueron por las empresas fantasmas empleadas para que amigos de Javier Duarte consiguieran contratos millonarios sin ofrecer un servicio al Estado. Se presume que la mayoría son prestanombres de Duarte de Ochoa.

Se trata de las averiguaciones previas C.I./FESP/399/2016-VII, C.I./FESP/261/2016-VII y una ampliación de ésta última en contra de ex funcionarios y servidores públicos de tres dependencias estatales: Secretaría de Desarrollo Social, Secretaría de Protección Civil y Secretaría de Educación de Veracruz.
En suma total, las tres querellas son por un presunto desvío de recursos de mil 500 millones de pesos en \\\\\\\”seguimiento a observaciones de ejercicios anteriores\\\\\\\” por empresas no localizadas e investigadas por el Sistema de Administración Tributaria.

Una cuarta denuncia, la C.I. FESP/503/2016/II-12, fue por un presunto desvío de más de seis mil millones de pesos por el uso irregular de dos créditos bancarios.

La quinta denuncia fue la C.I. FESP/552/2016/VII/12 en contra de ex funcionarios de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz por un supuesto desvío de recursos de programas federales de la Comisión Nacional de Agua por 220 millones de pesos.

Las sexta querella fue la número C.I.FESP/595/2016/I-12 por irregularidades de 284 millones de pesos en el Instituto de Pensiones del Estado, que también implica a ex funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Planeación.

En la mayor parte de los casos se derivaron de investigaciones de medios de comunicación. El Orfis se vio obligado a denunciar anomalías ocurridas, incluso, en años pasados, cuando sus auditorías reportaron que no se habían presentado desvíos de recursos y que el Congreso del Estado ya había aprobado las Cuentas Públicas de Duarte de Ochoa.

Duarte de Ochoa reportó de manera legal la construcción de cuatro obras, dos de gran impacto. Las edificaciones no reportan siquiera una piedra: Periférico del Sur de de Xalapa, anunciada desde 2012; el Centro de Readaptación Social en Medellín de Bravo, bodegas en las oficinas centrales del DIF, ubicadas en lo que era el antiguo Museo del Transporte que servirían para almacenar desayunos infantiles y complementos para adultos mayores; y una remodelación del planetario del Museo Interactivo de Xalapa.