camacamaEl encabezado no se refiere a que el gobernador interino, Flavino Ríos, haya avanzado sustancialmente en la disminución de la deuda, sino al elevado precio de su ingreso a la lista de gobernadores de Veracruz, para ese acontecer no fueron pocos los sinsabores. Pero el tiempo borra los vicios de la contemporaneidad, esos indicios que salvo hurgando se encuentran, pero en última instancia la lista es una fría relación de nombres, atrás quedan y se ocultan los argumentos sobre si hubo o no irregularidad en su elección por la legislatura, también los desaciertos del ingenuo “yo no sabía”, “nos engañó a todos”, “si hubiera sabido ni le entro”, estos son pesados fardos que la bruma de los tiempos disipa, si nadie lo registra. Pero así es la historia del hombre, sobre todo en política, buena parte es verdad, la otra está plagada de mentiras.