Místicos y Terrenales
Por Marco Antonio Aguirre Rodríguez
14 de diciembre de 2016
  • 12 días bastaron para cambiar discurso

  • Sergio Hernández, ¿el cabildero para lograrlo?

La comisión de Hacienda del Estado de la Legislatura local prepara ya la solicitud de un crédito por 3 mil millones de pesos, a petición del mismo gobernador.

El perredista Sergio Rodríguez dijo que se dispone la propuesta para solicitar el crédito, anunciado, además, por el Gobernador Miguel Ángel Yunes durante la declaración de emergencia financiera para Veracruz que hizo este lunes 12 de diciembre, junto con el anuncio de la petición del préstamo monetario, “para enfrentar los compromisos de fin de año”.

12 días de gobierno fueron suficientes para cambiar el discurso del gran místico del estado.

De hecho en la propuesta de presupuesto 2017 se contempla la posibilidad de un endeudamiento para el gobierno del estado por hasta el 6% de los ingresos totales, los cuales se anotaron en casi 102 mil millones de pesos.

Pero el crédito que pretende Miguel Ángel Yunes es para ya, para hoy, por lo cual sería algo extraordinario por completo, porque sería todavía en este 2016.

Javier Duarte en el proyecto de presupuesto para 2016 anotaba la posibilidad de adquirir un financiamiento de alrededor de 5,000 millones de pesos para el año, el cual no logró obtener por el terrible historial crediticio que ya tenía con las instituciones bancarias.

Pero esa autorización no puede utilizarse, porque la limitaron para ser utilizada dentro de la anterior gestión y ser liquidada en la misma administración.

Pero eso no es inconveniente. Sergio Rodríguez ya tiene todo listo, como si hubiera adivinado las intenciones del gobernador Yunes Linares.

Ah, pero eso sí, se pone estricto y menciona que el préstamo debe pagarse en los dos años de la actual administración. De hecho la nueva Ley de disciplina financiera así lo marca.

En esa declaración de emergencia financiera Miguel Ángel Yunes también anunció que buscara renegociar las deudas bancarias, lo cual –de ser exitoso- podría liberar recursos de los pagos de intereses.

Pero el gobernador, el gran místico del estado, le metió una zancadilla a la negociación, cuando declaró que en la contratación de los créditos pudo “haber corrupción”, puesto que hay tasas de interés muy altas.

Y eso de la corrupción puede ser cierto… o no.

 El promedio de las tasas de interés para el financiamiento público de Veracruz registrado en la Secretaría de Hacienda es de 7.7% al año del total de la deuda.

¿Qué significa este porcentaje?..

De entrada que tiene 120 puntos por arriba del promedio que guardan las entidades federativas del país, que se ubica en el 6.5% del total de la deuda al año.

Eso abona en favor de la teoría de Yunes Linares.

Después –y en el mismo sentido-, el de Veracruz es el tercer porcentaje más alto, después de Tlaxcala que tiene un promedio más que escandaloso del 9.3% anual, seguido de la herencia de corrupción de Roberto Borge en Quintana Roo, con 8.2%.

El porcentaje que se paga en Veracruz está muy, muy lejos, del 5.3% que se tiene en San Luis Potosí y en Puebla (aún con todo y los señalamientos de corrupción hechos en contra de Rafael Moreno Valle, el gobernador que va de salida).

Si Miguel Ángel Yunes logra que se reduzca en un 1 punto porcentual el promedio de intereses de la deuda del estado, le estará rebajando tal vez más de mil millones de pesos anuales, una cantidad considerable, sobre todo si se toma en cuenta que para este 2017 lo propuesto hasta ahora en el rubro de “Inversión pública” son menos de 3,000 millones de pesos.

Si logra que la tasa promedio baje a ese 5.3% que tienen Puebla y San Luis Potosí, a lo mejor llegaría a los 2,500 millones, poco menos del gasto de “Inversión pública”.

De hecho este panorama muestra la importancia de Clementina Guerrero en la Secretaría de Finanzas y Planeación, porque ya está acostumbrada a navegar en ese mar de tormentas bursátiles.

Pero Miguel Ángel Yunes tiene el inconveniente de una opinión pública en contra, porque hasta ahora no se ha hecho un trabajo de sensibilización social sobre la necesidad de adquirir este crédito para lo inmediato, y mucho menos de cómo se piensa amortizar en dos años y sin afectar más a las finanzas del estado.

De entrada grupos empresariales y hasta diputados del PRD se manifestaron en contra de más deuda para el estado.

¿A quién le toca hacer ese trabajo de sensibilización social?..

Probablemente al mismo Gobernador, porque no tiene un vocero como tal, que lo haga.

Sergio Rodríguez, el diputado del PRD, dijo que se apoyaría dicho crédito siguiendo los parámetros de las leyes federales, es decir que no se supere el techo financiero del 6 por ciento del presupuesto anual del estado.

Eso debe significar que Sergio Rodríguez ya tiene el parámetro de cuanto fue lo que realmente endeudo Javier Duarte a Veracruz durante el presente año.

¿O su cálculo es nada más a ojo de buen cubero y con ganas de quedar bien con el Gobernador?..

Con esa sensibilidad, ¿Sergio Rodríguez puede ser el cabildero para conseguir que las demás fracciones apoyen la obtención del préstamo en tan corto plazo?..

Probablemente, no. Tal vez nada más sea la firma que avale la propuesta que se elaborará en… ¿en dónde la irán a realizar o dónde la tendrán lista ya?

SERGIO HERNÁNDEZ, ¿EL CABILDERO PARA LOGRAR QUE SE APRUEBE EL PRESTAMO?.. Probablemente el trabajo de cabildeo y negociación para conseguir los votos que permitan que salga la autorización para adquirir el nuevo crédito, tendrá que hacerlo Sergio Hernández, el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local.

De entrada en la sesión del martes 13 de diciembre hizo un llamado a las distintas fuerzas políticas que integran la legislatura, para exigir que intervenga la federación para resolver la grave crisis económica que atraviesa Veracruz.

Sergio Hernández retomó el discurso de Yunes Linares, de que con un déficit de más de 7 mil millones de pesos, Veracruz no puede garantizar servicios de salud, seguridad y educación a la ciudadanía.

“La Federación no puede ser omisa ante esta problemática que se agudizó precisamente por la falta de acción ante las denuncias previas de los actos de corrupción”, señaló Sergio Hernández.

Su discurso en la tribuna tuvo un mucho de reclamo pues apuntó que de las aportaciones que Veracruz entrega a la Federación solo recibe el 20 por ciento de vuelta para su ejercicio.

Antes Gerardo Buganza habló de que el estado se salga de la coordinación fiscal. ¿Estarán abonando en esa amenaza?..

La solicitud para aprobar el crédito tal vez ya haya llegado durante la tarde del martes 13.

El gran místico de Veracruz tiene un trabajo fuerte por delante con esto de obtener ese financiamiento extraordinario.

Echarse encima a los sindicatos de burócratas, a los pensionados, a los trabajadores de la educación, de la Universidad Veracruzana, incluso a los policías, no suena muy atractivo.

Por otro lado, el anuncio de que junto con su gabinete no cobrarán sus salarios hasta que se cubran los de la burocracia y el magisterio, es una bonita pose populista, pero además con muy bajo impacto, aun cuando todavía está en el periodo de gracia de inicio de gobierno.