Miguel Ángel Yunes puntualizó en su toma de protesta que gracias a la alternancia fue posible descubrir las tropelías de la pandilla que gobernó Veracruz y que confiada en prorrogar su hegemonía no tuvo obstáculos ni medida para saquear Veracruz. Lo que Yunes Linares dijo a quienes asistieron al Palacio Legislativo-una concurrencia nutrida y representativa de la clase política panista y perredista- y a los veracruzanos a través de la televisión y la internet si bien no alcanza para “cimbrar a México” si supera las expectativas de eventos de esta naturaleza en los que se privilegiaba el aplauso fácil y la oratoria aplaudible. Lo que Yunes Linares dijo en su discurso tiene sustento, es plausible por la voluntad de ser y parecer diferente a lo ortodoxo, por sembrar la esperanza en quienes confiaron en la alternancia. Augura mucho más.