OPINIÓN
Por: Mario Javier Sánchez de la Torre
02 de diciembre de 2016

Cómo lo anunció desde hace días, el ahora ya Gobernador Constitucional del Estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, el acto de su toma de protesta fue totalmente austero, pues como se apreció no hubo nada fuera de lo cotidiano en el Palacio Legislativo, así como tampoco las extravagancias totalmente fuera de lugar y de pésimo gusto que practicaban los hampones de la pasada administración.

El histórico evento, como lo calificó el Gobernador de Veracruz durante su intervención, pues no solamente se dio el cambio del Poder Ejecutivo, sino también inició la alternancia en esta entidad, que por 87 años estuvo gobernada por el Partido Revolucionario Institucional, hoy llega a su fin.

Su intervención inició a las 11 horas con 47 minutos y finalizo 59 minutos después, a las 12:46. La cual contó con la presencias de la representante del Poder Legislativo, María Eliza Manterola Sainz, presidenta de la Mesa Directiva de la LXIV Legislatura del Estado; magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Edel Álvarez Peña. Así como varios gobernadores, entre los que se encontraban algunos de los suspirantes o aspirantes, como usted lo prefiera, a la Presidencia de la República, lo que como hombre dedicado a la política toda su vida es natural que independientemente de ser el Gobernador de Veracruz. Así como también invitados especiales e integrantes de los principales partidos políticos del país.

Después de cumplir con el acto que manda la Constitución Política del Estado de Veracruz, en su mensaje toco diferentes temas de gran importancia para todos los veracruzanos, en especial aquellos que se refieren a la debacle económica que vive el Estado. Haciendo hincapié en el rescate del Estado de Derecho el cual fue prácticamente desmantelado por la banda que gobernó Veracruz durante los últimos doce años. Al manifestar que hay que cumplir y hacer cumplir la Constitución, que es a lo que se ha comprometido.

Invitó a llevar a cabo un Pacto Social para el beneficio de Veracruz. Desterrar para siempre el abuso y la corrupción, para que se establezca el orden en la entidad. Así como que las puertas de su gobierno siempre estarán abiertas al diálogo, al cual invitó a todos los que están inconformes y que mantengan sus demandas.

Al referirse al Gobierno de la Federación indicó, que Veracruz no demandará limosna, demandará justicia y apoyo. Para tocar en forma especial como siempre lo ha hecho durante sus intervenciones que a la Universidad Veracruzana (UV), se le dará el apoyo que necesita y que enviará al Congreso de Veracruz, un mandato para que el presupuesto que se le asigno para el próximo 2017, sea aumentado. Lo que indica el espíritu universitario que tiene, al ser egresado de la UV, situación de la que carecen el jefe y subjefe de la banda, pues independientemente que uno de ellos se supone que ahí estudió, no aprendió y a la fecha no se sabe a qué fue.

Finalizando su intervención, dando a conocer algunas de las acciones que llevó a cabo en contra de la corrupción, sin ser aún gobernador. Lo que demuestra por el momento que las promesas de campaña de meter a la cárcel a los corruptos, y quitarles lo que le robaron a Veracruz, ya lo está cumpliendo. Ahora sólo queda esperar que actué en contra de los delincuentes que aún están gozando de los beneficios de la administración pública, disfrazados de legisladores locales y federales. Hasta el lunes.

noti-siglo-xxi@nullhotmail.com