Catarsis
Por Elsa de León A.
01 de diciembre de 2016

Cuando yo empecé a ser editorialista en el año 2000 en el periódico Hidrocálido de Aguascalientes, inicié a escribir con el afán de abrirle los ojos a los ciudadanos e indicar las cosas que no se hacían bien. Mi objetivo era señalar con un amplio criterio y sobre todo con el más grande sentido común, las cosas que quienes escribimos observamos de una manera más sensible.

Obviamente me tocó la alternancia en México, cuando Fox sacó al PRI de Los Pinos. Hice muchos relatos de la campaña de Vicente Fox, el cual me pareció el mejor candidato en toda la historia de la política mexicana, que sin embargo resultó un fatal Presidente. Fue un hecho histórico. Me tocó vivirlo, palparlo, describirlo. Con todo respeto, hubo cosas que se hicieron bien y otras que no se hicieron bien.

Y eso fue lo mejor que le pudo pasar a México: transitar por la alternancia; que hubiera más formas de gobernar; que se rompiera la “dictadura perfecta”, según definió Mario Vargas Llosa.

A partir de ese momento, los mexicanos hemos estado transitando en diversos estados de la República por gobiernos de alternancia, en donde algunos lo hacen bien y otros no.

Se destacan las entidades federativas que han tenido gobiernos de alternancia, en que tienen mejor desarrollo y mejor infraestructura: Aguascalientes, Puebla, Querétaro, Zacatecas y Guanajuato, son ejemplos claros

Pero en este afán, hay quien no cree en la política de los partidos y precisamente en este año y gracias a que varios estados modificaron sus leyes electorales, es que en el Estado de Nuevo León hubo ya un candidato que es Gobernador ciudadano, independiente.

La política en nuestro país va lenta, pero con paso firme. Avanza, y se va construyendo poco a poco el país que queremos los mexicanos.

Veracruz había sido un estado en el que la alternancia parecía más un sueño que una realidad. Acostumbrados como habían estado los veracruzanos a hacer las cosas a la veracruzana: siempre fuera de la Ley y con acuerdos por debajo de la mesa. Hoy esto empieza a cambiar.

Deja el PRI al estado después de haber gobernado casi 90 años, mal; pésimo, diría yo.

Si hacemos un balance, en este momento sería desastroso para el estado. No en vano lleva el nombre de este artículo, “Reconstrucción de Veracruz”.

Hoy lo mencionó así el gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, en su mensaje al dar a conocer su gabinete legal y el ampliado.

Es penoso que en lugar de que se hablara de una “reconstrucción”, los veracruzanos estuviéramos haciendo o concretando planes de progreso, sobre todo para los veracruzanos que menos tienen, que no han tenido oportunidades de mejoría, que no tienen caminos por los cuales puedan transitar. Pero gracias a los pésimos gobiernos del PRI, este estado está en quiebra, como ya lo dijo la Secretaria de Finanzas, Clementina Guerrero: “Si Veracruz fuera una empresa, yo la declararía en bancarrota”.

Hoy, los veracruzanos esperamos resultados, y sabemos que la cosa no está fácil. Si acaso, al Gobernador le dará tiempo, en dos años, de elaborar las bases para que en el siguiente sexenio se concrete el estado que tanto anhelamos.

Escuché varias cosas que considero buenas, en este mensaje matutino de este día: que hoy “empieza una nueva y mejor etapa, crucial para el desarrollo”. “Veracruz espera y merece este cambio”.

Fue muy grato escuchar que una de las sorpresas del gabinete histórico es que está integrado por un gran número de mujeres, en cuatro secretarías: Finanzas, Medio Ambiente, Protección Civil y Trabajo.

Además otras cinco mujeres: en Deporte, Instituto Veracruzano de Asuntos Indígenas(de nueva creación), DIF estatal, IVEA y UPAV. Y todas, lo recalcó el Gobernador Electo, por méritos propios, que merecen participar y con perfiles adecuados, que tienen la tarea de reconstruir.

Pero sobre todo mencionó que son veracruzanas y veracruzanos con experiencia, que formarán el gabinete del cambio; que cumplen con los requisitos, pero sobre todo que “tienen una vida honesta y transparente”.

Habló también de que sin haber tomado posesión del cargo, ya se hizo justicia y se recuperó la cantidad de 450 millones de pesos que habían sido robados a los veracruzanos y que la Secretaria de Finanzas estaba en la Ciudad de México, recibiendo los cheques, “fue el primer paso para hacer justicia a los veracruzanos”.

Veracruz no es menos importante que otros estados. Tenemos mucha riqueza en petróleo, tierras, litorales, ríos, lagos, lagunas, montañas. Somos productores de muchas cosas: ganado, café, frutas, verduras, etc., y de eso se han aprovechado muchos.

Hoy es la hora de Veracruz.

Ojalá que terminando este bienio los veracruzanos estemos mejor, pero sobre todo, que sepamos bien todos hacia dónde vamos, que se queden los cimientos bien profundos del cambio que queremos todos, y que el siguiente gobierno le dé continuidad a las cosas que nos van a hacer una mejor sociedad, reduciendo la corrupción en el más alto grado y construyendo la infraestructura que merecemos los veracruzanos.

En este momento, Veracruz nos necesita a todos, y que a los corruptos se les haga como se les hace en China, que se les corten las manos.

Sus amables comentarios a:edla_2013@nullicloud.com