Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
 09 de diciembre de 2016

 

“No busquemos culpables sino soluciones.” – Henry Ford

 

Y cuando más distractores necesitamos los mexicanos y especialmente los veracruzanos reaparece la famosa “caja china”, esa que inmortalizará la película “La Dictadura Perfecta” realizada en 2014 que fuera dirigida y producida por Luis Estrada, con el guion original de Estrada con colaboración de Jaime Sampietro. En donde el protagonista principal es el actor Damián Alcázar, que personifica al gobernador Carmelo Vargas, quien se ve involucrado en severos actos de corrupción, pero que consigue la asesoría del emporio televisivo más importante del país, quien le pone en marcha la famosa operación generando con ello, la creación de una noticia que se convierte en un factor de distracción mediática, con el que se pretende, alejar a los supuestos ciudadanos de la realidad que enfrentan.

De ese mismo modo, nuevamente los mexicanos somos presa de ese intento por distraernos del statu quoque vive la nación y por supuesto Veracruz.

La historia la puso Rubí Ibarra García, joven próxima a celebrar sus quinceaños en la comunidad de La Joya, en el municipio de Villa de Guadalupe, en San Luis Potosí, sus padres Crescencio Ibarra y Anaelda García, filmaron un video a través de la famosa red social “Facebook Live” para convidar e invitar a los amigos, familiares y vecinos cercanos al poblado para que acudiesen al evento a celebrarse el 26 de diciembre.

Pero que ocurrió, pues que una vez puesto en la red, el mensaje produjo un tsunami de reproducciones, visitas, likes, y sus respuestas mediante los famosos “memes” que hicieron que esta peculiar familia del centro del país tomará la notoriedad suficiente para que el tema este en todos lados, incluido medios impresos, radiales, televisivos y digitales.

Ahí pues el elemento perfecto de la distracción. Vaya hasta nuestro famoso amigo Rodolfo “Fito” Soler con la jocosidad que lo caracteriza apunta que se irá a dar una vuelta por el lugar, para elaborar la crónica muy a su estilo sobre el ya famoso huateque.

Pero de lo que no damos cuenta, es de lo que está sucediendo en el plano nacional que afectará directamente a todos.

La declaración del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, está para meditarse cuando aseguró que las Fuerzas Armadas serían las primeras en levantar la mano para volver a los cuarteles y que la policía tuviera un plazo para empezar a cumplir con su deber.

El General Cuatro Estrellas señaló “Nos encantaría ver esfuerzos decididos -en los tres poderes-, pero con fechas fatales, para que las policías hagan su trabajo”.

El general insistió en que se requieren las modificaciones a la Ley de Seguridad para definir los términos en que deben actuar las Fuerzas Armadas, pero eso, agregó, es responsabilidad de la Secretaría de Gobernación y del Senado de la República.

Explicó que por ahora la actuación de los militares está en la incertidumbre y “el día que resbalemos nos va a pasar como al equilibrista, vamos a caer y no habrá red”. Que aunado a la sería crisis económica que enfrenta el país, la cual está por entrar a una recesión severa que se complicará más ante las amenazas un día sí y otro después del esquizofrénico Donald Trump.

Lo que se ve reflejado en la depreciación del peso -o devaluación, si usted nació en la antes de los 80’s del siglo XX- que no es otra cosa que el peso valga cada día menos, frente a la moneda norteamericana y por ende se pueda tener un menor valor adquisitivo, que lo ve usted más claro, a la hora de ir al mercado, pues lo que con 100 pesos compraba hace un año, hoy seguramente se ve restringido a la mitad.

A ello habrá de agregar que Fitch Ratings revisó el panorama de la nota soberana crediticia de México a negativo, reflejando un aumento de los riesgos bajistas para la economía y los desafíos que esto podría plantear a la estabilización de la deuda pública.

La calificación se mantuvo en “BBB+”.

Fitch sostuvo que la fuerte depreciación del peso mexicano aceleraría la inflación, que hasta ahora se ha mantenido moderada.

La calificación “BBB+” de México está respaldada por la diversificada base económica del país y un historial de políticas económicas disciplinadas que han anclado la estabilidad macroeconómica y frenado los desequilibrios.

Pero todo esto, es el caldo de cultivo propicio para que soterradamente el gobierno federal comience a construir su plan B, un plan que le permita, llegado el momento transitar de la crisis, a la derrota en las urnas, y a la posible construcción de un pacto con el dirigente de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, que ya se presentó como un tipo diferente, mesurado, distinto a como en su momento, la federación trato de venderlo.

Y es que la filosofía del Divide y Vencerás estará siempre presente en el sistema político mexicano, ha sido efectiva desde mediados del siglo XIX, porque no habría de seguir funcionando en México.

Y es que, si usted tuvo oportunidad de verlo en la entrevista realizada en recientes días por el periodista Carlos Loret en el noticiero de Televisa, el hombre que todos han calificado como un peligro para México, resultó afirman otros hasta un estadista, casi 50 minutos de entrevista, para hablar de todo.

Lo interesante de este documento periodístico que podrá consultar en http://noticieros.televisa.com/programas-despierta-carlos-loret-mola/2016-12-07/amlo-habla-despierta-con-loret-sobre-2018/ revela que ante lo que ocurrirá en México por la amenaza inminente que habrá de representar la llegada a la Casa Blanca con Donald Trump, el famoso Peje decide cerrar filas con el presidente Peña Nieto en caso de que se dé una amenaza inminente a la soberanía nacional o la repatriación masiva de connacionales.

Ante el cuestionamiento sobre si se pararía hombro con hombro para apoyarle, el líder y aspirante a la presidencia por Morena, remarco que sí, lo apoyaría e incluso respaldaría, y ahí es donde se debela el entuerto.

Es evidente que la política económica del presidente Enrique Peña Nieto en apariencia ha sido estable, más no expresa por parte de la propia autoridad, toda la realidad, pues los niveles de deuda externa alcanzados ya son signos de alarma, aunados al evidente nivel de corrupción que no termina de entender que esa será la razón por la que la sociedad no habrá de favorecerles con el voto en el próximo proceso electoral del 2017 y 2018.

Si a ello sumamos lo que pasa en otras entidades federativas en donde los gobiernos priistas desalentaron la esperanza de los ciudadanos al conocerse niveles de corrupción nunca antes vistos, provoca esa sensación de asco que simplemente da repugnancia.

Si en Veracruz seguimos conociendo que el desvío de recursos documentado en este nuevo capítulo de la historia Duarte-empresas fantasma nos arroja que la dependencia a la que se le facturaron más pagos por difusión, en 2014, fue la Secretaría de Seguridad Pública, con más de 54 millones 400 mil pesos; le sigue la de Turismo, con 51 millones 238 mil; la de Desarrollo Social, con 50 millones 79 mil pesos; la de Desarrollo Económico y Portuario, con 48 millones 474 mil pesos; la de Educación, con 47 millones 679 mil pesos y la de Salud, con casi 47 millones.

Después se encuentra la Secretaría de Protección Civil, que pagó a las empresas fantasma por difusión de actividades del gobierno 46 millones 625 mil pesos; le sigue la de Gobierno, con 41 millones 78 mil pesos; la de Medio Ambiente, con 39 millones 612 mil pesos, y la Secretaría para el Desarrollo Agropecuario, con 39 millones 605 mil pesos.

Incluso la Procuraduría de Justicia de Veracruz pagó 36 millones 401 mil pesos y la Secretaría de Comunicaciones 676 mil pesos a las compañías falsas.

Según lo ha documentado el portal Animal Político, más de 80% de los pagos se hicieron entre septiembre y diciembre de 2014 y hubo casos en donde se hicieron múltiples pagos con diferencia de pocas horas. Por ejemplo, solo entre el 15 y 16 de diciembre se hicieron pagos de 80 facturas por casi 166 millones de pesos.

Por este caso, el Servicio de Administración Tributaria está integrando una investigación y ya ha pedido a las dependencias involucradas informes sobre los pagos realizados. Tras esta indagatoria, si encuentra motivos suficientes, podría presentar ante la Procuraduría General de la República una nueva denuncia penal contra la administración de Javier Duarte por estos desvíos, sin que hasta hoy tengamos un detenido.

Ahora comprende porque “Rubí” podría ser considerada como… la nueva caja china.

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx