duarte-gina-efacico-politica-850x340

Ciudad de México- 2016-12-1709:30:48- Pagos por casi mil millones de pesos fueron lo que autorizó la excoordinadora general de Comunicación Social del Gobierno del Estado de Veracruz, Gina Domínguez Colío, a través de al menos una docena de empresas fantasma, durante el periodo del 2010 al 2014.

Documentos de la Secretaría de Finanzas de Veracruz confirman que al menos 929 millones 402 mil 837 pesos fueron otorgados a empresas que el Sistema de Administración Tributaria tiene identificadas como compañías fantasmas.

8 mil 727 millones de pesos fueron los que pagó Duarte de Ochoa y su equipo de comunicación en la imagen del exgobernador, de los cuales casi mil millones fueron autorizados y pagados o refacturados bajo las órdenes de Gina Domínguez.

Centro de Recursos de Negocios, Abastecedora Romcru, Anzara, Cynamed, Grupo Balcano, Desarrolladores Mercalim y Pefraco, son algunas de las firmas autorizadas por la exvocera.

También Ravsan Servicios Múltiple, Rinoxa, Carrirey, Mavercar, concluyen la lista.

La mayor parte de estas operaciones fueron realizadas entre los bancos Bancomer, Banorte y Banamex, según reportes de la Secretaría de Finanzas de Veracruz, durante el periodo del 2010 al 2016.

Atrocidades financieras

De acuerdo a la fuente, los pagos realizados aparecían como adelanto a proveedores, sin contrato o sin licitación.

“Estamos ante algo desconocido en este país por la magnitud y lo complejo del esquema utilizado. Sólo se falsificaban documentos y se procedía a hacer los pagos sin ningún respaldo en todas las secretarías”, aseguró quien ha sacado a la luz el mayor fraude en el manejo de recursos públicos en la historia del País.

En la oficina de Comunicación Social, durante los primeros dos años y medio de la pasada administración, se cometieron “atrocidades financieras”, detalló.

Evidenció documentos que muestran pagos millonarios, desde cuentas de Bancomer, a una docena de empresas fantasmas, de diciembre de 2010 a diciembre de 2013.

“Por supuesto que los funcionarios de los bancos en Veracruz sabían lo que estaba sucediendo. El siguiente paso de ustedes los periodistas debe ser preguntarle a los bancos mexicanos o la Comisión Nacional Bancaria y de Valores sobre esos funcionarios”, exigió.

‘Anticipos y pagos’

La empresa Centro de Recursos de Negocios Cerene S.A de C.V registró entre el 13 de enero de del 2012 y el 31 de octubre de ese mismo pagos por 112 millones 726 mil 418.56 pesos por conceptos como “Anticipo a Presupuesto 2012”.

“Este concepto se repitió al menos trece ocasiones entre el 23 de marzo y el 29 de junio de ese año. Incluyendo además la campaña pagada a Univisión, que, por cierto, habría que preguntarle a la cadena cuánto cobró realmente, porque no cobró los 25 millones de pesos”, aseguró la fuente.

En 2014 Cerene no varió mucho su forma de trabajar, pero en la Sefiplan de Veracruz documentaron estos procesos como “Pago de Facturas a Medios de Comunicación”, explicó.

“Por qué tendría que contratarse a una agencia para pagarle a los medios de comunicación de esta forma”, cuestionó.

“El Gobierno tiene la capacidad de firmar contratos para ser cliente directo, sin necesidad de intermediarios”, aseguró.

Entre el 14 de mayo y el 6 de agosto del 2013, Gina Domínguez autorizó que Sefiplan liquidara pagos con la empresa Publicidad Akkira S.A de C.V. por otros 120 millones de pesos, bajo el mismo esquema de “Anticipo a Presupuesto”.

“Esas empresas fueron ocupadas para todo. Se les fue de control porque el esquema era para un tema específico, pero una vez que le encontraron el caminito también se dedicaron a vender grava, arena y cemento”, concluyó.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO