Por si acaso…
Por Carlos Jesús Rodríguez
13 de diciembre de 2016

*Yunes alborota el avispero
*Pedirá préstamo temporal

EL ANUNCIO de que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y los integrantes de su gabinete legal y ampliado no cobrarán salarios –y mucho menos prestaciones- por lo menos hasta febrero o marzo, debido a la emergencia financiera por la que atraviesa el Estado, no es un mensaje, únicamente, para los colaboradores, muchos de ellos sin recursos –según nos consta- sino, también, para los acreedores e, incluso, medios de comunicación que esperaban, aunque sea un “contratito” que les permita pagar la nómina y gastos de edición de sus respectivos medios. El oriundo de Soledad de Doblado ha dicho que no dilapidará el dinero que es para beneficios colectivos de la sociedad o para sueldos de los empleados que menos tienen, y en ese tenor invita, instruye u ordena a los funcionarios Estatales a aguantar un tiempo sin cobrar, haciendo extensiva la propuesta a diputados, magistrados y servidores públicos de ambos poderes. No hay dinero, y todos, comenzando por ellos, se deben apretar el cinturón.

TAL VEZ, los que más sufren con esa noticia son los perredistas, la mayoría “busca chambas” –aunque, hay sus excepciones-, quienes ya se veían en Navidad y Año Nuevo con un buen “billete” que les permitiera cenas de lujo con champagne o por lo menos sidra de la más cara y, eso sí, con un pavo de doble pechuga en medio del comedor, salmón, pierna o bacalao, pero Yunes Linares les ha recordado que el servicio público debe ser una entrega por convicción y no por conveniencia. A muchos panistas la referencia no les hizo mella, pues casi todos poseen empresas privadas o se han desempeñado en actividades lucrativas, aunque, tal vez, no sea el caso de los funcionarios de segundo y tercer nivel.

TAMPOCO HARÁ deterioro la determinación al gobernador Miguel Ángel Yunes que, de acuerdo a lo exhibido, posee unos de los capitales más fortalecidos del Estado y el País, por lo que algunos ya piensan sugerirle que les pague por lo menos la mitad del salario con sus propios recursos y cuando, finalmente, cobren, se lo devolverán, aunque difícilmente lograrán convencerlo, ya que esto mismo hizo alguna vez el dirigente Estatal de la Liga de Comunidades Agrarias, Juan Carlos Molina –poner de su dinero para pagar tres meses de salario a empleados de la organización- y a la fecha sigue esperando la prerrogativa del PRI Estatal para cobrarse el adeudo.

POR ELLO, hoy más que nunca urge que las autoridades Federales capturen al prófugo ex gobernador Javier Duarte de Ochoa y a sus cómplices más cercanos, y se les obligue a devolver lo robado a los veracruzanos e, incluso, se proceda contra ex colaboradores, la mayoría legisladores Federales y Locales que siguen gozando de cabal salud y corroborando que en el País la impunidad es la marca registrada que sigue alentando el saqueo, ya que muchos, por estar ligado al poder o tener lazos de complicidad con las cúpulas, nada ni nadie podrá tocarlos. Lo de Duarte y los 40 ladrones es un asunto de Estado que el presidente Enrique Peña Nieto está obligado a resolver, pero tal parece que no hay voluntad política de llevarlos ante la ley y, mucho menos, despojarlos de capitales que deben ser reintegrados al Estado.

BUENO, EL asunto de la suspensión de pago salarial a los integrantes, tampoco, es tan malo, ya que en marzo cobrarían con retroactivo, esto es, la maleta será fenomenal, lo que los inducirá al ahorro, aunque no faltarán los que se bajen del barco al ver que esta nave ya fue saqueada por piratas e, incluso, los que se atrevan a hacer algún “negocito” por debajo del agua en tanto les llega la dieta prometida, que en eso de sobrevivir, el mexicano se pinta solo. Nadie en este País resiste una compulsa de ingresos y egresos, pues la mayoría gastamos, “milagrosamente”, más de lo que ganamos.

POR LO pronto, no habrá dinero hasta el próximo año, y esto gracias a un préstamo de corto plazo que ya gestiona el gobernante en turno por más de seis mil millones de pesos para hacer frente a las necesidades más apremiantes como es el pago de salarios y prestaciones al resto de la burocracia menor, muchos de ellos, tal vez, el último recurso que reciban ya que se avecina en enero un recorte de personal como nunca antes se había visto en el Estado, lo que dejará en la orfandad a miles de empleados que han dejado su vida atrás de un escritorio. En fin, ese es el rostro del Veracruz que heredó Javier Duarte de Ochoa y, lo peor, es que el Gobierno Federal no hace nada por llevarlo ante la ley. Más grave aún es el hecho de que ni siquiera 15 millones de pesos que se ofrecen por informes que lleven a su captura han sido suficientes para ubicarlo, porque de que alguien sabe dónde está, eso ni dudarlo.

*****

NO DEBERÍA el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares anunciar que irá con todo contra la delincuencia, porque esas proclamas solo provocan mayor inseguridad para los veracruzanos. Y es que el sábado, horas después de notificar su decisión ratificada el domingo, cuatro individuos armados asaltaron la tienda Soriana ubicado en la avenida Miguel Alemán y Paseo de la Armada del fraccionamiento Floresta del puerto de Veracruz, llevándose el contenido de las cajas registradoras y de paso arrebatando carteras a clientes, mientras que el domingo, tocó el turno a Bodega Aurrerá de la avenida Díaz Mirón, esquina con Ignacio de la Llave, también de Veracruz. En este último acontecimiento entraron ocho hombres armados con pistolas y cuchillos y se llevaron por lo menos 70 mil pesos en efectivo de las cajas. También, una hermana del empresario y comentarista terrablanquense Gilberto Haaz Diez fue asaltada junto con otros clientes en una tienda de conveniencia de la cadena Oxxo ubicada en la colonia La Tampiquera, de Boca del Río, la noche del sábado.

HABLAR DE secuestrados y ejecutados sería otro tema, y basta enumerar el plagio y asesinato de Pio V Raymundo Reyna Méndez, analista administrativo adscrito a la Subdirección de Recursos Materiales y Obra Pública de la Fiscalía General del Estado (FGE) quien fue sustraído de su hogar y encontrado, posteriormente, asesinado. En fin, el pasado fin de semana hubo 8 muertos, y uno de pregunta: ¿no sería, mejor, hacer las cosas antes que alborotar el avispero? Es pregunta con tintes adelantados. OPINA carjesus30@nullhotmail.com