trata

Xalapa – 2016-12-15 – Leticia Cruz /En las zonas indígenas de Veracruz y otros estados, la trata de personas es uno de los principales problemas que se enfrentan, expuso la Consejera Social del Instituto Nacional de la Mujer, Emma Obrador.

En ese sentido resaltó que Veracruz es uno de los estados con mayor incidencia en trata de personas con fines de explotación sexual. En el mismo caso se encuentran Puebla, Tlaxcala y Estado de México.

Son las mujeres jóvenes las más susceptibles a ser utilizadas por redes de trata, y en el caso del estado, los municipios con mayor incidencia de este delito son Jáltipan, Acayucan y Minatitlán. No obstante, no hay cifras precisas respecto a mujeres víctimas de trata, agregó la Consejera Social del Instituto Nacional de la Mujer.

La trata de personas es realizada por el crimen organizado, puntualizó. Mujeres migrantes, de comunidades indígenas, de zonas urbanas, son usadas para fines de explotación sexual.

En ese sentido, comentó que al ser Veracruz paso de migrantes, hay mujeres que provenientes de centro y Sudamérica, son raptadas y se comete con ellas delito de trata. Sin embargo, las mujeres veracruzanas, incluso de zonas urbanas, no están exentas de este peligro.

Refirió que la población indígena es uno de los sectores con más condición de vulnerabilidad, pues de entrada hay discriminación por el hecho de ser indígena. A esto se una un complejo panorama que tiene que ver con falta de acceso a la justicia y a otros derechos, así como a las condiciones de violencia que aquejan al estado y país.

En este escenario, la violencia y la delincuencia afectan a las poblaciones indígenas, sobre todo en materia de trata de personas.

“Uno de los problemas más graves que padecen mujeres y niños de comunidades indígenas es el abuso sexual y la trata, que se disfraza con la idea de que son costumbres, y son delitos”.

Emma Obrador resaltó que es preciso diferenciar muy bien entre costumbres y delitos, ya que muchas veces hasta se justifica que “por usos y costumbres se vende a las mujeres, a las hijas”, lo cual, en pleno siglo XXI, sigue ocurriendo en varias comunidades del estado y del país.

Agencia Imagen del Golfo