Del otro lado del Cristal
Por Jorge Manrique
07 de diciembre de 2016

 

En Boca del Río Miguel Ángel Yunes Márquez, edifico un gobierno ejemplar con cercanía total a la gente y con todo el respaldo de su pueblo.

Miguel encontró la fórmula para cambiarle la cara aun Boca del Río que tenía en el olvido a sus colonias y vivía con miedo.

Hoy podemos recorrer el boulevard con toda la tranquilidad del mundo, se encuentra remodelado, completamente embellecido, limpio y seguro.

Pero no solo el boulevard se transformó, sino también sus colonias, la zona de los manglares, ya no es más la zona más marginada de la ciudad, donde era una aventura poder acceder con vehículos, es sorprendente ver que no hay más pisos de tierra, encontramos que esta  colonia cuenta con guarniciones y banquetas, avenidas y calles con concreto hidráulico, drenaje, luminarias led, agua entubada, parques, muchos parques y zonas de recreación.

Por si fuera poco en el corazón de la Zamorana se construyó un edificio en donde se encuentra una escuela de música filarmónica donde los niños pueden aprender a tocar un instrumento musical y tener una herramienta que les abrirá la puerta en un futuro. En este mismo edificio en la planta baja hay aulas virtuales completamente equipadas,  en donde los jóvenes de escasos recursos pueden tener acceso a la tecnología y el internet, apoyando al cien por ciento a la gente que menos recursos económicos tiene.

En Boca del Río, se puede percibir la alegría de su gente. Tanto en las colonias que antes eran marginadas como en las zonas céntricas.

Ya no existen más esas dos ciudades que conformaban el viejo Boca del Río, donde solo las colonias céntricas contaban con todos los servicios y calles de concreto hidráulico.

Hoy encontramos una sola ciudad con todos los servicios, recorrimos un Boca del Río completamente distinto al de hace 10 años. Difícil de creer, pero palpable a la vista.

La gente de Boca del Río eligió hace tres años un camino progresista de la mano de Miguel Ángel Yunes Márquez, un hombre apasionado por el servicio público y experto en las finanzas y de carácter aguerrido.

Un alcalde sensible,  trabajador, cercano a la gente, querido por su pueblo, con un carisma y ángel que pocas veces se pueden conjugar. Una combinación que da por resultado un liderazgo ganado a pulso; que lo posiciona en lo más alto de la política estatal por los resultados que se pueden palpar.

Miguel Ángel Yunes Márquez es un ejemplo de cómo administrar un ayuntamiento, un ejemplo de cómo dar resultados, un servidor público  que nadie puede tachar de corrupto.

Ayer martes 6 de diciembre Yunes Márquez rindió su tercer informe, acompañado de su pueblo, del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y su esposa Leticia. Pero principalmente acompañado y apoyado de  su esposa Patricia Lobeira, de sus hijas y de su hijo Miguel (El cuarto Miguel de la familia).

Sobre los resultados que el joven alcalde presento en su informe, basta decir que están a simple vista.

Visite Boca del Río y compruebe porqué Miguel Ángel Yunes Márquez es el futuro de Veracruz (más servidores como Miguel necesitamos en Veracruz)… Nos leemos mañana del otro lado del Cristal.

#Para Concluir:

Demoledor el comentario vertido ayer por el Premio Nacional de Periodismo Mussio Mussio Cárdenas en su columna “INFORME ROJO” donde exhibe al reportero de animal político Arteaga… “Golpes bajos, ataques sesgados, su pluma al servicio de la fidelidad, su ligas con el duartismo. Son las artes, la audacia de Víctor Hugo Arteaga, el que un día documenta que Javier Duarte usaba empresas fantasma para saquear al gobierno de Veracruz y luego dice que no hay delito que perseguir, el que descalifica a Animal Político y después aduce que se abrió porque lo amenazaron de muerte, el que acusa por la mañana a los diputad…os federales del PRI y horas después recula y se vuelve a amordazar, el que pidió retirar su nombre del reportaje del laureado portal, ganador del premio Reuter, y luego se trepa al carro del triunfo. Falso en todo, Víctor Hugo Arteaga era el editor de Centinela, el pasquín de Fidel Herrera Beltrán para embestir a sus adversarios y para granjearse una imagen que nunca logró. Es Víctor Hugo Arteaga el autor de una infamia contra el senador Pepe Yunes Zorrilla y su familia. Y esto es apenas algo de lo que su historial deja ver…árdenas en su informe rojo Golpes bajos, ataques sesgados, su pluma al servicio de la fidelidad, su ligas con el duartismo. Son las artes, la audacia de Víctor Hugo Arteaga, el que un día documenta que Javier Duarte usaba empresas fantasma para saquear al gobierno de Veracruz y luego dice que no hay delito que perseguir, el que descalifica a Animal Político y después aduce que se abrió porque lo amenazaron de muerte, el que acusa por la mañana a los diputados federales del PRI y horas después recula y se vuelve a amordazar, el que pidió retirar su nombre del reportaje del laureado portal, ganador del premio Reuter, y luego se trepa al carro del triunfo. Falso en todo, Víctor Hugo Arteaga era el editor de Centinela, el pasquín de Fidel Herrera Beltrán para embestir a sus adversarios y para granjearse una imagen que nunca logró. Es Víctor Hugo Arteaga el autor de una infamia contra el senador Pepe Yunes Zorrilla y su familia. Y esto es apenas algo de lo que su historial deja ver…” Hasta ahí el comentario…