Por Carlos Arturo Luna Escudero
Recuperemos Xalapa

Buen lunes e inicio de actividades para todos para todos.

En este inicio de año va la siguiente reflexión:

Algunos políticos de ahora, de los que acaban de llegar al poder y de los que se van, de todos los partidos y de esos que se autonombran independientes, tienen que aprender a ser respetuosos con la sociedad, con sus adversarios electorales y con los demás partidos.

No es descalificando, corriendo gente de su trabajo en el gobierno que nada tuvo que ver con la fidelidad o prosperidad y con guerra de lodo, como se logra la aceptación de los veracruzanos.

El respeto a la diversidad de todo índole es directamente proporcional al grado de madurez política de los que viven del presupuesto. Ya estamos cansados de lo mismo, de los políticos que se sienten los únicos poseedores de la verdad y de la honradez; de los dogmáticos que piensan que ellos son el cambio y que los demás son basura, que su partido es el único que representa la transformación social.

Cansados de la perversidad de políticos que se asumen como los adalides del cambio. De los que llegan al gobierno sintiéndose los divos, de los que suben a un ladrillo y se marean.

Estamos hartos de los barbajanes que en la burla, el engaño, la deslealtad, la traicion, la frivolidad, el cinismo, la corrupcion, la impunidad y el descaro, encuentran su razón de ser, la manera de hacer politica, de escalar los puestos públicos.

De esos que son capaces de cualquier cosa, por más ruin que sea, con tal de ocupar nuevos cargos que les permitan seguir viviendo del presupuesto. Los veracruzanos estamos hasta la madre de la impunidad de la que aún gozan los rufianes de la fidelidad y la prosperidad, de esos que hundieron a nuestro estado en la etapa más negra de su historia.

Estamos hasta la madre de líderes políticos de supuesta oposicion que traicionan a sus partidos y militantes por migajas o algún puesto público.

De la metamorfosis de los marranos que hasta hace muy poco actuaron como bandoleros y hoy ante el nuevo gobierno, se vuelven ángeles de pureza fingiendo ser demócratas y atacando a quien con antes se arrastraban.

Estamos cansados de tantos textoservidores que distorsionan la realidad y hablan maravillas de los sinvergüenzas que les pagan; de los supuestos periodistas que antes atacaban al opositor y ahora lo alaban y lo dibujan como el nuevo mesías, de tanto vividor del erario y de los lambiscones del poder.

Estamos hasta la madre de la inseguridad que vivimos y de las complicidades de la delincuencia con quien debería combatirla; de la justicia que se vende al mejor postor; de una procuración de la misma ineficiente y corrupta, con fiscales a modo del poder; del desastre económico que no permite generar empleo bien remunerado y oportunidades de bienestar para todos; de una deuda pública que hipoteca nuestro futuro y de la infame burla que sufrieron los pensionados, los proveedores y contratistas, los becarios, los empleados públicos, los músicos y a tantas personas y empresas a los que aún se les debe.

En resumen, estamos hasta la madre de esta política sin principios, de cuates, que vuelve negra la esperanza de los veracruzanos por tener una sociedad más equilibrada, del reciclaje de candidatos de los partidos políticos que pronto veremos en las boletas electorales.

Por eso este 2017, será el tiempo de que los ciudadanos asumamos nuestra responsabilidad social y que en el próximo proceso electoral municipal nos cobremos las afrentas recibidas por los pillos en el poder.

Debemos estar claros que el verdadero cambio se encuentra en nuestra decidida participación, estar conscientes de que nadie hará nada por nosotros sino lo hacemos nosotros mismos.

Debemos dejar ser espectadores para pasar a ser actores de la vida pública. Convencernos de que quejarnos en las redes sociales, en la charla de café, en el trabajo, con las amistades o con la familia, no cambian nada; que la apatía y el egoísmo son los elementos básicos de la impunidad con que se conducen los políticos.

Este año será, sin duda, el tiempo de los veracruzanos. Sólo de nosotros depende que mejoren las cosas, sólo con nuestra participación es posible que Recuperemos nuestras ciudades, nuestra calidad de vida, nuestra seguridad, nuestro estado.

¡Actuemos ya!

#recuperemosxalapa