tmp_4766-fotos_2017-02-08_Internacional_501885-684891169
Ciudad de México- 2017-02-0810:54:34- Los presidentes de Brasil y Argentina dijeron que buscan estrechar sus vínculos comerciales con México y los miembros de la Alianza del Pacífico, países que podrían ser afectados por las medidas proteccionistas de Trump.

Los presidentes de Brasil, Michel Temer y Argentina, Mauricio Macri, las principales economías de Sudamérica, dijeron este martes que buscan estrechar sus vínculos comerciales con México y los miembros de la Alianza del Pacífico, países que podrían ser afectados por las crecientes medidas proteccionistas de Estados Unidos.

En una visita oficial a Brasil, el mandatario argentino Mauricio Macri expresó que el bloque comercial Mercosur del cual ambos países forman parte debería fortalecer sus relaciones comerciales con México, la segunda economía de Latinoamérica.

La Alianza del Pacífico es un bloque comercial integrado por México, Chile, Colombia y Perú.

Temer y Macri destacaron este martes en Brasilia la necesidad de que las dos mayores economías sudamericanas busquen acuerdos comerciales con la Alianza del Pacífico y la Unión Europea, ante el riesgo de un vuelco proteccionista en Estados Unidos por su nueva administración, del presidente Donald Trump.

“Frente a tantas dudas que nos plantea el mundo, lo que nos tiene que quedar cada vez más claro es que tenemos que ser aliados”, dijo Macri en el Palacio de Planalto.

El mandatario argentino sostuvo que el Mercosur que integran ambos países junto a Uruguay, Paraguay y la suspendida Venezuela debe intensificar sus relaciones con el mundo, “empezando por esta oportunidad que se abre con la Unión Europea, que ahora tiene un mayor interés en avanzar con el acuerdo”.

Temer subrayó por su lado la voluntad de un acercamiento comercial a la Alianza del Pacífico, que forman Colombia, Chile, México y Perú.

“Levantamos el tema de una integración cada vez mayor de América Latina, en particular América del Sur, y México; inclusive para hacer una relación más próxima del Mercosur con la Alianza del Pacífico”, apuntó.

Esta fue la primera visita oficial de un jefe de Estado a Brasilia desde que Michel Temer asumió el poder en el 2016 tras la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, acusada de manipular las cuentas públicas.

La coincidencia de tendencias políticas entre los mandatarios y los desafíos de sus países no impiden sin embargo la persistencia de roces y reclamos.

Actualmente, Argentina presenta un fuerte déficit en el comercio con su gigantesco vecino.

Durante el año pasado, el intercambio bilateral totalizó 22,500 millones de dólares y dejó un fuerte saldo deficitario para Argentina, de 4,333 millones, según datos del Ministerio brasileño de Industria y Comercio Exterior.

El volumen de comercio el año pasado fue el más bajo en diez años, de acuerdo con datos elaborados por la consultora argentina ABECEB, lo que agudizó las necesidades de explorar nuevos convenios comerciales.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO