carreto
Veracruz- 2017-02-0718:14:03- Israel Hernández/ Tras habitar en un predio irregular por más de 20 años, este martes fueron desalojadas unas 90 familias que construyeron sus viviendas en la colonia denominada carreto, en la zona de Lomas de Tarimoya.

Una orden girada por el Juzgado Cuarto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Veracruz fue suficiente para que un grupo de policías de la Secretaría de Seguridad Pública arribara al lugar para cumplir el mandato judicial.

En un inicio una decena de familias aceptó dejar el lugar, pero el resto de pobladores decidió enfrentar a los policías que se apostaron con cascos, escudos y macanas para contener las agresiones.

Entre los charcos de lodo y las calles de tierra, la gente aventó piedras, palos y cualquier objeto para intentar intimidar a los elementos de la SSP, sin embargo éstoa nunca cedieron.

Madres de familia, obreros y jóvenes reclamaron e insistieron en que nunca fueron notificados por la autoridad para que desalojaran el predio de más de 2 hectáreas de extensión.

\”El problema es que nunca notificaron y sólo llegaron prepotentes para sacarnos. Esto no es justicia\”, dijo uno de los hombres que vio frente a sus ojos la forma en que se llevaron muebles, enseres domésticos y todo tipo de objetos.

Desde hace 17 años, la familia Pineda ha reclamado el terreno donde decenas de familias se asentaron de forma irregular. En un principio la líder de la colonia, Ana Carreto, fue detenida, pero recupero su libertad meses después.

Después de un largo juicio, la mañana de este martes, el actuario Faustino Cabañas Miranda presentó el documento judicial y se apoyó de la fuerza pública para concretar el desalojo.

Cabe recordar que la colonia ha sido escenario de tragedias y hechos violentos: en 2012, por ejemplo, un menor de edad perdió la vida a causa de un incendio generado por un corto circuito en la red eléctrica clandestina.

Por su carácter de irregular, la colonia nunca ha contado con servicios públicos como agua, drenaje y energía eléctrica, por lo que sus habitantes han tenido que recurrir a tomas clandestinas y fosas sépticas.

Después del enfrentamiento entre colonos y policías, los agentes de la SSP se mantuvieron en el lugar para resguardar el predio reclamado y asegurar que las familias fueran desalojadas.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO