guajardo2

Ciudad de México- 017-02-2717:36:21- El ministro de Economía de México aseguró que su país se retirará de la negociación del tratado de libre comercio con Estados Unidos si Washington insiste en imponer aranceles a sus productos, en una entrevista con la agencia Bloomberg difundida este lunes.

“En el momento en que ellos digan ‘vamos a poner una tarifa del 20% sobre los carros’ (producidos en México), yo me levanto de la mesa”, dijo Guajardo, según publicó Bloomberg en su página web. “Adiós”, agregó.

Estas declaraciones no aparecen sin embargo en la entrevista televisiva realizada por Bloomberg en inglés.

Contactado por la AFP, el servicio de comunicación de la agencia precisó que Guajardo las hizo fuera de cámara, una vez terminada la grabación, sin precisar si habló en inglés o en español.

Esta declaración del ministro de Economía eleva aún más el tono que México ha mantenido ante Estados Unidos de cara a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que también incluye a Canadá y está vigente desde 1994.

El TLCAN ha sido blanco de feroces críticas del presidente estadounidense Donald Trump, que lo ha calificado como “una catástrofe” para su país, además de señalar a México como el único beneficiado con el tratado.

Trump también ha amagado con aplicar impuestos a importaciones mexicanas para financiar el muro fronterizo que se propone construir en la frontera común y que insiste debe ser pagado por México. El gobierno mexicano ha expresado su rotunda negativa.

La semana pasada, tanto Guajardo como el ministro de Relaciones Exteriores mexicano, Luis Videgaray, ya habían manifestado fuertes posiciones contra la imposición de aranceles por Estados Unidos.

México tiene que estar listo para “poder responder” ante una negociación basada en la ley del talión, dijo Guajardo el jueves, subrayando que la modernización del tratado “tiene que respetar que no haya aranceles ni cuotas”.

De su lado, Videgaray estimó el viernes que si las amenazas de Trump se concretizan “probablemente la respuesta no sería imponer un impuesto generalizado a todas las importaciones que vengan de Estados Unidos, porque eso lastimaría al consumidor mexicano”. Pero sí se adoptarían gravámenes “de manera selectiva”, precisó.

Las autoridades mexicanas estiman que las negociaciones del TLCAN pueden empezar a mediados de este año y extenderse hasta finales del mismo.

AgenciaAFP/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO